CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

“Debemos actuar ya”: Emmanuel Macron aplica medida radical para controlar el virus

El mandatario aseguró que la nueva norma podría tener una vigencia de hasta seis semanas.

Francia

PARÍS, (Francia). – Una segunda ola de contagios por coronavirus mantiene en alerta a diferentes países de Europa, entre ellos Francia, que con más de 33.000 muertos y más de 790.000 contagios aprobó este miércoles 14 de octubre un toque de queda nocturno en París y las principales ciudades del país a partir del fin de semana. Todo, con el fin de frenar la imparable circulación del covid-19, en un continente que se prepara para lo peor.

De acuerdo con la agencia AFP, la medida entrará en vigor a partir de las 00H00 del sábado 17 de octubre y al menos durante un mes. En este sentido, los habitantes de París y otras ocho ciudades no podrán salir de casa entre las 21H00 y las 06H00 locales (19H00 y 04H00 GMT) salvo por motivos de salud o profesionales, bajo pena de una multa de 135 euros (158 dólares). Casi 20 millones de personas se verán afectadas por estas nuevas medidas, que buscan frenar el avance del nuevo coronavirus.

“El toque de queda durará cuatro semanas e iremos al Parlamento para extenderlo hasta el 1 de diciembre. Seis semanas es el tiempo que creemos útil”, dijo el presidente Emmanuel Macron en una entrevista televisiva. “Debemos actuar ya que la situación es preocupante”, dijo el jefe de Estado francés. Actualmente hay 1.633 personas en cuidados intensivos y con asistencia respiratoria por covid-19 y la capacidad nacional es de 5.000 camas. 

Para este 15 de octubre, la pandemia ha provocado al menos 1,08 millones de muertos en el mundo y 38,3 millones de contagios. En Europa hay más de 245.000 fallecidos y 6,8 millones de casos siendo la región del planeta donde la epidemia avanzó más durante la semana pasada, datos que probablemente se repitan en la semana en curso.

Francia
AFP

En naciones como Alemania, Reino Unido, España, Rusia e Italia han venido aplicando una serie de medidas restrictivas que son sinónimo de un “paso atrás” en el escenario pandémico. El viejo continente se vio afectado en primera instancia luego de China, donde fue detectado el primer caso de covid-19. Sin embargo, durante el verano las medidas se flexibilizaron luego de que la curva de contagios descendiera para ese momento.