CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

New York

¿Dulces 16? Alarma en Nueva York por fiesta que dejó 270 personas en cuarentena

El gobernador Andrew Cuomo se pronunció sobre la reunión que causó cerca de 40 infectados.

nueva york

NUEVA YORK, (Estados Unidos).- Era una gran fiesta para celebrar los 16 años de una joven en un barrio acomodado de Long Island, en Nueva York, pero terminó mal, con 37 personas infectadas de coronavirus. La fiesta de “Sweet 16”, similar en Estados Unidos a una reunión de quinceañera, fue celebrada el 25 de septiembre en el Miller Place Inn de Long Island, que fue multado en 12.000 dólares por permitir la entrada de 81 personas, más del máximo de 50 autorizado.

“Nunca habíamos tenido un evento superpropagador como éste en el condado de Suffolk”, tuiteó la máxima autoridad ejecutiva de la zona, Steve Bellone. “La gente debe actuar de manera responsable o la economía sufrirá”. De los 81 invitados, 29 dieron positivo a la enfermedad. Otras ocho personas allegadas a los invitados también fueron infectadas, dijeron las autoridades del condado en un comunicado.

El gobierno local identificó 334 contactos, y colocó en cuarentena a 270 personas. Ocho escuelas señalaron casos positivos ligados a la fiesta. “Tuvieron una fiesta de ‘Dulces 16’. Qué dulce. Bueno, no fue tan dulce. Decenas de personas de la fiesta de Dulces 16 se enfermaron. Esto muestra cómo un solo evento puede generar tantos casos”, dijo el gobernador Andrew Cuomo.

El estado de Nueva York fue el epicentro de la pandemia de coronavirus con 33.000 muertos. Logró luego controlar el virus, pero en los últimos días la tasa de tests positivos ha aumentado en muchas localidades de la ciudad de Nueva York y en otros condados cercanos, sobre todo en barrios de fuerte población judía ortodoxa. Para evitar una segunda ola, Cuomo cerró los comercios no esenciales y limitó a 10 personas la capacidad en iglesias y sinagogas.

Las recientes medidas serán revisadas en 14 días. Cuomo dijo que los brotes del virus en algunas zonas de la ciudad se deben a que las personas no han respetado las reglas de distanciamiento social y el uso de las máscaras. “No hay tiempo para estar cansados de usar mascarilla. El virus no usa barbijo”, dijo en una conferencia de prensa reseñada por la agencia AFP.