CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

¡Nadie se salva! Presidente europeo amenazado por el coronavirus ¿De quién se trata?

Recientemente, Donald Trump hizo público su diagnóstico positivo pasando a formar parte de las estadísticas.

Alemania

BERLÍN, (Alemania). – El caso positivo al coronavirus del presiente de Estados Unidos, Donald Trump, dejó en evidencia el hecho de que la pandemia no respeta cargos políticos. Y mucho menos cuando un país, como el territorio norteamericano, figura como uno de los más afectados por la crisis sanitaria. Tal es el caso de Alemania que, actualmente, vive un rebrote que llegó al entorno del presidente Frank Walter Steinmeier.

De acuerdo con la información de AFP, este sábado 17 de octubre el mandatario germano entró en cuarentena luego de que uno de sus guardaespaldas diera positivo en la prueba de covid-19, según anunció uno de sus portavoces. “La autoridad moral del país entró en cuarentena luego de que uno de sus guardaespaldas diera positivo en el test de coronavirus”, señaló el portavoz a la agencia informativa.

AFP

La persona infectada forma parte del mando de la Oficina Federal de Policía Criminal y es un contacto de primer grado del presidente alemán de 64 años. Steinmeier estuvo en contacto con esta misma persona “durante varios días” la semana pasada, dijo su oficina. El presidente también se ha sometido a una prueba de covid-19 y sigue esperando su resultado.

A fines de marzo, la canciller Angela Merkel también tomó la precaución de ponerse en cuarentena tras haber estado en contacto con un médico infectado. Este sábado, la propia funcionaria hizo un llamado a los alemanes a “quedarse en casa” como una medida para combatir la nueva ola de contagios. “Olviden los viajes que no son necesarios, las celebraciones que no son imprescindibles. Quédense en casa, en el sitio donde viven, siempre que sea posible”, reflexionó.

El pasado miércoles, el gobierno alemán decretó el miércoles nuevas restricciones, entre ellas el cierre nocturno de bares y restaurantes a partir de un cierto número de infecciones,. Pero la justicia dejó sin efecto esta medida en algunos lugares, como Berlín, por considerarla desproporcionada.