CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

¡Ataques destructivos! Estados Unidos apunta contra la agencia de inteligencia militar de Rusia

Entre los objetivos se incluyen los Juegos Olímpicos de Tokio, antes de que fueran pospuestos hasta 2021.

estados unidos

WASHINGTON, (Estados Unidos).- Seis miembros de la agencia de inteligencia militar de Rusia (GRU) fueron inculpados en Estados Unidos por ciberataques globales. Según detalló el Departamento de Justicia estadounidense, se incluyen atentados contra la red eléctrica de Ucrania y los Juegos Olímpicos en 2018. También llevaron a cabo campañas de piratería y filtración contra el partido político del presidente Emmanuel Macron y gobiernos locales franceses.

Los seis agentes fueron identificados como Yuriy Sergeyevich Andrienko, Sergey Vladimirovich Detistov, Pavel Valeryevich Frolov, Anatoliy Sergeyevich Kovalev, Artem Valeryevich Ochichenko y Petr Nikolayevich Pliskin. Estos “son acusados de llevar a cabo la serie de ataques informáticos más disruptivos y destructivos jamás atribuidos a un solo grupo”, dijo John Demers, fiscal general adjunto de Estados Unidos, en una conferencia de prensa reseñada por la agencia AFP.

Además, los inculpados presuntamente apuntaron contra las investigaciones sobre el envenenamiento del exagente doble ruso Sergei Skripal y su hija en la ciudad inglesa de Salisbury. También realizaron ataques cibernéticos contra medios de comunicación y el parlamento en Georgia.

AFP

Paralelamente, el secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, acusó a los servicios de inteligencia militar rusos de realizar misiones de reconocimiento de Internet contra objetivos vinculados a los Juegos Olímpicos de Tokio, antes de que fueran pospuestos hasta 2021 por la pandemia de coronavirus. “Los objetivos incluían a los organizadores de los Juegos, los servicios de logística y los patrocinadores”, dijo el funcionario.

La acusación de los seis, ninguno de los cuales está bajo custodia estadounidense, fue presentada por un gran jurado federal en Pittsburgh, Pensilvania, donde los hackers de NotPetya supuestamente atacaron hospitales.  Los cargos incluyen conspiraciones para cometer fraudes y abusos informáticos, fraudes, daños a computadoras protegidas y robo de identidad agravado.