CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Celebrities

“Inicialmente fui elegida para el papel…”, la acusación de Susan Sarandon a Cher por ‘Las brujas de Eastwick’

La actriz recordó que fue condicionada para cumplir con los requisitos de su personaje.

Susan Sarandon

ESTADOS UNIDOS.- La actriz Susan Sarandon, quien el pasado 4 de octubre celebró 74 años de edad de vida, reveló en una charla con el guionista Michael Cristofer que la cantante Cher le robó el papel que ella iba a interpretar en la película ‘Las brujas de Eastwick’, en la que dio vida a Jane Spofford y tuvo que aprender a tocar el violín. Por lo que el rodaje le resultó un suplicio.

“Inicialmente fui elegida para el papel de Cher y no me enteré hasta que llegué a Los Ángeles, porque yo vivía en Roma, que en realidad me cambiaron a un papel diferente”, explicó la actriz, quien interpretó a una maestra de violonchelo. Mientras que Cher dio vida a la escultora Alexandra Medford. “De repente tuve que aprender a tocar el violonchelo y nunca en mi vida había tocado un instrumento”, relató.

“Dijeron que me demandarían si me iba, ¡así que no tuve muchas opciones!”, recordó Sarandon sobre la cinta en la que la tercera bruja era Michelle Pfeiffer y todas se disputaban el amor de Jack Nicholson, en el papel del diablo. “Sí, Cher se abrió camino y se preparó ese papel”, añadió Cristofer confirmando la versión de Sarandon, quien agregó que la cantante fue favorecida por el productor, Jon Peters.

“Jon y Cher tuvieron una relación pasada o algo así, así que ese fue otro elemento”, indicó la ganadora de un Oscar como Mejor Actriz por ‘Dead Man Walking’, en 1995, quien sin embargo aclaró que aunque en la pantalla ella y Cher fueron rivales de amor en la vida real llevan una buena relación. E incluso la cantante le prestó una peluca y un vestido para una escena en la que Nicholson la seduce.

Cher, Pfeiffer y ella, recordó Sarandon, pasaban mucho tiempo juntas y almorzaban en el camerino de Nicholson, de quien guardan un gran recuerdo, contrario de Peters, quien frecuentemente perdía los estribos y aventaba sillas al suelo por su mal carácter. Mientras el director, George Miller, abandonó la producción hasta en dos ocasiones. “Hubo muchas razones por las que no pudimos llevarnos bien y todos tomamos otro camino”, dijo Susan, según Page Six.