CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

¿Nueva estrategia? Estados Unidos reta a China a través de Taiwán

Pekín considera a la región como parte de China y amenaza con recurrir a la fuerza en caso de proclamación formal de independencia de intervención extranjera, especialmente estadounidense.

Estados Unidos

WASHINGTON, (Estados Unidos). – La calificada “Guerra Fría” entre Estados Unidos y China no ha llegado a su fin. En este sentido, esta semana Washington retó a Pekín aprobando la venta a Taiwán de 135 misiles de defensa costera Slam-ER, que tienen capacidad de llegar a China, esto por un monto estimado en 1.000 millones de dólares.

Washington, enfocado en contrarrestar la influencia de China en la región, también decidió vender a Taiwán lanzacohetes tácticos por 436 millones de dólares y equipos de imagen para el reconocimiento aéreo por 367 millones, lo que lleva el total de los contratos aprobadas a 1.800 millones de dólares, según información recabada por la agencia AFP.

La venta de los 135 misiles “sirve a los intereses económicos y de seguridad nacional de Estados Unidos ayudando [a Taiwán] a modernizar sus fuerzas armadas y conservas una capacidad de defensa creíble”, indicó el Departamento de Estado al anunciar la decisión. El ministerio taiwanés de Defensa señaló por su lado que el armamento ayudará a Taiwán a “construir capacidad creíble de combate”.

AFP

Las ventas anunciadas este miércoles 21 de octubre no incluyen los drones MQ9 Reaper, que Taiwán también quería comprar. El misil aire-tierra Standoff Land Attack Missile Expanded Response (Slam-ER) tiene un alcance máximo de 270 km, superior al ancho del Estrecho de Taiwán que separa la isla de China. Cabe destacar que Pekín considera Taiwán como parte de China y amenaza regularmente con recurrir a la fuerza en caso de proclamación formal de independencia de Taipéi o de intervención extranjera, especialmente estadounidense.

Por su parte, Washington rompió relaciones diplomáticas con Taipei en 1979 para reconocer a Pekín, pero sigue siendo el aliado más poderoso de la isla y su principal proveedor de armas. China ha acentuado sus presiones militares y diplomáticas sobre Taiwán desde la elección en 2016 de la presidenta Tsai Ing-wen, que rechaza la visión de Pékin según la cual la isla es parte de una “sola China”.