CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

“Hemos sido claros”: Estados Unidos pone consecuencias sobre la mesa para Turquía

El Pentágono rechazó la alianza de Ankara con uno de los rivales directos de Washington.

Estados Unidos

WASHINGTON, (Estados Unidos). – Estados Unidos continúa elevando tensiones políticas en distintos frentes. Este viernes 23 de octubre, el Pentágono rechazó de manera contundente la prueba de un sistema de defensa de misiles S-400 hechos en Rusia por parte de Turquía, aliado de la OTAN. Y advirtió a través de un comunicado emitido por el Departamento de Defensa que sobre “serias consecuencias”.

“El Departamento de Defensa de Estados Unidos condena en los términos más enérgicos posibles la prueba del 16 de octubre del sistema de defensa aérea S-400 de Turquía, un test confirmado hoy por el presidente Recep Tayip Erdogan”, dijo en un comunicado el portavoz del Pentágono Jonathan Hoffman. “Nos oponemos a las pruebas de este sistema por parte de Turquía, lo que podría tener serias consecuencias para nuestra relación de seguridad”, subrayó según AFP.

“Hemos sido claros e inquebrantables en nuestra posición: un sistema S-400 operativo no es coherente con los compromisos de Turquía como aliado de Estados Unidos y la OTAN”, recalcó Hoffman. Según medios de prensa turcos, Ankara efectuó el 16 de octubre el primer ensayo de los S-400. La prueba fue oficialmente confirmada este viernes, por primera vez, por Erdogan. 

AFP

“Estos ensayos, es verdad, ya han sido efectuados y continuarán”, afirmó el presidente turco a periodistas en Estambul. La adquisición en 2017 de los S-400 por Turquía, en un contexto de acercamiento entre Ankara y Moscú, ha provocado fricciones con varios países occidentales. Que ponen de relieve la incompatibilidad de estos sistemas rusos con los de la OTAN. 

En respuesta a la entrega de la primera batería el verano boreal pasado, Estados Unidos suspendió la participación de Turquía en el programa de fabricación del avión de combate F-35 de última generación, creyendo que los S-400 podrían desentrañar sus secretos tecnológicos.  Turquía espera comprar 100 cazas F-35 y ya había recibido una primera entrega de dos de estos aviones furtivos repletos de electrónica sensible.