CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Celebrities

“Era un amigo increíble”: La muerte que enlutece a Maribel Guardia

La actriz recordó a “un hombre extraordinario”.

Maribel Guardia

MÉXICO.- Luego de que se anunciara, el fallecimiento de Alfredo Palacios, muchas artistas mostraron su tristeza, al enterarse de la noticia. Sin lugar a dudas, una de las más afectadas es Maribel Guardia, quien entre lágrimas, recordó al “Estilista de las estrellas”, con quien tuvo una larga relación laboral y sobre todo, una gran amistad, que los mantuvo cerca, hasta los últimos días de vida del profesional de la belleza.

Alfredo Palacios es recordado como uno de los más grandes representantes de la industria de la belleza, gracias a sus colaboraciones con artistas como Verónica Castro, Laura León, Lucía Méndez, entre muchas otras. Claro que su programa “Salud y belleza”, lo colocó además, como uno de los locutores más reconocidos de México, por sus treinta años de carrera dentro de la radio.

Ahora que ha fallecido, artistas como Maribel Guardia lloran su partida, porque lo consideraban un hombre gentil, lleno de buenos deseos, un gran amigo y confidente, además claro, de un excelente estilista. Mientras asistía al funeral de Alfredo Palacios, la actriz no pudo retener las lágrimas y aseguró, que su amigo, era una gran persona, a la que va a extrañar mucho.

“Sí quería mucho a Alfredo, fue un amigo increíble. Sí me partió el corazón, porque no me lo esperaba. Era un hombre fuerte y tenía tantas ganas de vivir, pero así es la vida, todos vamos para allá y ahí va a estar, con su gran amor, que era su mamá […] Para mí, Alfredo era como un hermano. Lo conocí desde que vine a concursar para Miss Universo y desde ahí, empezó una amistad que duró toda la vida”, declaró entre lágrimas Maribel Guardia.

La actriz Maribel Guardia comentó, que pudo verlo poco antes de su deceso: “Lo fui a ver al hospital. Logré entrar, porque estaba en cuidados intermedios. Ese día me quedé como dos horas con él. Lo fui a ver varias veces, pero no puede entrar, porque le estaban haciendo diálisis. Hace diez días estuve con él en su casa, le llevé una gelatina, se la comió con un gran gusto, estuvimos chismeando, riéndonos. Él tenía tantos planes para vivir, pero bueno”.