CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Celebrities

“Es una mentirosa”: Alfredo Adame se defendió de las acusaciones de Diana Golden ¿Es cierto que la amenazó con un arma?

El actor contó su versión de los hechos, sobre este polémico incidente.

Alfredo Adame

MÉXICO.- En días pasados la actriz Diana Golden relató, durante una entrevista, que su matrimonio con Alfredo Adame fue toda una pesadilla, pues el actor es un hombre violento, celoso e incluso llegó a amenazarla con un arma. Por supuesto, que el también conductor no se iba a quedar callado, sobre estas declaraciones y ya le contestó a la colombiana, como es su costumbre.

En la entrevista para “El minuto que cambió mi destino”, Diana Golden contó: “Me metió una pistola en la boca, eso es tan cierto, como que está en una demanda […] Me decía: Te voy a matar. Yo estaba aterrada, nada más lloraba”. La actriz dijo, que Alfredo Adame rompió su ropa y le “robó un anillo de diamantes”, que le había regalado su mamá, pero prefirió no pelearlo con tal de salir de ahí.

Ante estas declaraciones, Alfredo Adame dijo, en una entrevista para el programa de espectáculos “De Primera Mano”: “Ya se lo dije en su cara, es una mentirosa. Ella dice, que yo le puse una pistola en la boca, que fue a levantar una denuncia penal, cosa que nunca ha presentado, el papel”, el actor aseguró, que Diana Golden miente, pues de lo contrario, las autoridades hubieran procedido en contra suya.

“Creen que una muchachita de 20 años, que en realidad tenía 24, llega a la delegación, a un ministerio público y les dice: Mi novio me acaba de poner una pistola en la boca, me amenazó y me corrió de su casa ¿no hubiera ido el ministerio público inmediatamente por mí?, comentó Alfredo Adame, quien aprovechó el espacio, para contar su versión de los hechos.

“Regreso el martes a México, entro a la recámara, le digo: Diana ¿dónde estuviste el fin de semana?, me contestó que estaba en Cuernavaca, en casa de su representante. Por segunda vez se lo pregunté, me contestó que hicieron una carne asada y no sé qué más. A la tercera vez, agarré el teléfono, lo estrellé y le dije: Me vas a decir dónde estuviste el fin de semana, agarré sus cosas, las eché en sus maletas, se las tiré a la calle y se fue a dormir con la vecina”, detalló Alfredo Adame.