CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

¡Continúa la batalla legal! Donald Trump insiste en el fraude electoral con una nueva acusación

El mandatario respaldó las manifestaciones de sus partidarios contra los resultados de las votaciones.

Donald Trump

WASHINGTON, (Estados Unidos).- El presidente Donald Trump tiene un nuevo ángulo de ataque para denunciar el fraude en las elecciones estadounidenses del pasado 3 de noviembre, en las enfrentó al demócrata Joe Biden sin poder obtener un segundo mandato. Según él, el software electoral Dominion habría borrado o reasignado a su rival millones de votos. ¿Qué se sabe sobre esto?

Dominion Voting Systems es una empresa canadiense fundada en 2003 y cuya sede estadounidense se encuentra en Denver, en el céntrico estado de Colorado. Especializada en tecnología electoral, proporciona a las autoridades locales las máquinas y el software asociado que muchos en ese país utilizan para votar.

Según un estudio de la escuela de negocios Wharton, de la Universidad de Pensilvania, su tecnología estuvo relacionada con más de 71 millones de votantes estadounidenses en las elecciones de 2016 en 1.635 localidades.  Esto lo convierte en el segundo mayor proveedor del país, detrás de Election Systems & Software detalló la agencia de noticias AFP.

El mandatario tuiteó recientemente, en mayúsculas, información de la cadena conservadora One America News Network (OANN) que aseguraba que el software Dominion había “borrado 2,7 millones de votos de Trump en todo el país”. Y que cientos de miles de votos destinados a él habían sido reasignados a su rival, Joe Biden, en los estados que utilizan la tecnología de la empresa canadiense.

Desde entonces, sus partidarios se basan en esta “información” para dar fe del fraude electoral a gran escala que denuncian sin ninguna prueba concreta. Empezando por el abogado personal del presidente, Rudy Giuliani, quien dijo en otro canal conservador, Fox News, que Dominion era “una empresa de izquierda radical”, de acuerdo con lo reseñado por la agencia AFP.

“Una empresa extranjera, que tiene vínculos muy estrechos con Venezuela, y por lo tanto con China, y que utiliza un software de una empresa venezolana que ha sido utilizado para robar elecciones en otros países”, dijo Giuliani, entre otras acusaciones con connotaciones conspirativas.  La empresa Dominion Voting Systems rechazó en un comunicado de prensa cualquier fallo de su software.

Se refirió a “errores humanos” en el procesamiento de los datos de ciertos condados, en particular de Michigan, pero asegura que estos incidentes aislados se resolvieron rápidamente. Varias autoridades electorales locales y nacionales, entre ellas la Agencia de Seguridad Cibernética y de Infraestructura (CISA), que forma parte del departamento de Seguridad Nacional, aseguró que “no hay evidencia de ningún sistema electoral que haya borrado, perdido o cambiado los votos, o que haya sido hackeado de alguna manera”.