CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Celebrities

“Me sentía responsable”: Roberto Sosa reveló la verdadera historia sobre su característica cicatriz ¡Impactante!

El actor aprendió a vivir con ella y se convirtió en parte de su personalidad.

Roberto Sosa

MÉXICO.- Uno de los actores más reconocidos en el cine mexicano, Roberto Sosa, se ha hecho de un nombre por sus grandes interpretaciones, aunque es innegable que su aspecto físico lo vuelve más peculiar. Con el paso de los años se han escuchado muchas historias sobre la cicatriz en su mejilla, pero recientemente reveló la verdad sobre esta característica física, que en algún momento de su vida le causó conflicto.

“Es una cicatriz que me hice mucho antes de ‘De la calle’, como cuatro o cinco años antes, en el ’82, tenía doce años. Casi ya no se me nota, mi piel ya la ha absorbido, antes se me notaba muchísimo, de hecho mucha gente me identificaba o me ubicaba como ‘el chavo de la cicatriz’. A veces no se acordaban de mi apellido o de mi nombre y decían, que hablaban del chavo de la cicatriz en la cara”, dijo Roberto Sosa en una entrevista para “El minuto que cambió mi destino”.

El actor confesó que el estrés que le causaba tener tanto trabajo a temprana edad, los deberes escolares y los conflictos en su familia, hicieron que apareciera un tumor en su rostro, el cual debieron extirpar y fue por eso que le quedó la enorme cicatriz en su mejilla izquierda. Roberto Sosa aseguró que con el tiempo, la marca se volvió parte de su personalidad y dejó de causarle molestias.

“A los once años estaba haciendo una telenovela, en Televisa, que se llamaba ‘Chispita’, con Lucerito. Estaba haciendo las funciones de ‘El soldadito de plomo’ y estaba filmando mi primer protagónico en cine, que fue una película dirigida por Alfredo Joskowicz, que se llamaba el “Caballito volador”. Entonces estaba haciendo teatro, cine, televisión y con la escuela, eso creaba conflicto entre mis padres y yo me sentía responsable por ese conflicto y con las responsabilidad del trabajo”, compartió el actor.

Roberto Sosa prosiguió: “El cuerpo o la mente somatiza, lo que no logras trabajar adecuadamente y me salió un tumor en la mejilla izquierda. Por lo cual me tuvieron que operar, me hicieron la cicatriz, para seguir los tejidos de la piel y extraer todo, (no lo hicieron por dentro), porque se corría el riesgo de jalarme un nervio y enchuecarme la cara y que me quedara así, con la cara chueca, como estaba pequeño, el riesgo era alto, así que decidimos hacerlo así”.