CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Celebrities

¡No lo vas a creer! ¿Qué fue de la vida de “El General”, pionero del reggaetón?

El género urbano se ha consolidado y sus inicios se dieron en la década de 1990.

EL GENERAL

PANAMÁ.- Edgardo Armando Franco nació en Panamá el  27 de septiembre de 1969, fue conocido en el mundo de la música como “El General” y fue pionero del reggaetón. Sus canciones más famosas fueron “Te ves buena” y “Muévelo, muévelo” (sí, la que cantaba el Rey Julien en “Madagascar”). Y los años han pasado y no creerás qué fue de la vida del cantante que dio un giro inesperado en su carrera. 

En la actualidad muchas y muchos tienen presentes a Maluma, Karol G, Bad Bunny o J Balvin como los referentes del reggaetón y, si nos vamos un poco más para atrás podemos llegar a Daddy Yankee. Pero quienes tienen este género “en las venas” aseguran que el verdadero pionero de toda esta movida fue El General, famoso en la década de 1990 y que fue quien sentó las bases del famoso “perreo”. 

Pero su vida tomó un rumbo distinto, pues en 2016 Edgardo expuso su parecer acerca de las canciones que lo hicieron famoso. “Las letras de las canciones causaban conflicto con mi consciencia. Me ofrecieron una bebida alcohólica para calmarme y ya me sentía un poco más a gusto, empecé a cantar y eso se sonó en todas las radios. Eso fue un trofeo por parte de Satanás por haber abandonado a Jehová. Entonces me hice adicto a los aplausos”, comentó. 

Lo anterior, con referencia a que ahora es parte de la Congregación Cristiana de los Testigos de Jehová. “Se ve como bien lindo, pero cuando uno está encima de la montaña del mundo de Satanás, no hay nada lindo ahí. Cuando se prendía la cámara, se prendía mi rostro, mi sonrisa, pero cuando llegaba al hotel había un silencio que atormentaba mi conciencia”, añadió.

Finalmente, el exreguetonero refirió que su retiro fue complicado, pues cada vez que pensaba en alejarse llegaba un contrato más grande. “Tuve que tomar decisiones drásticas. Pero la última dije: ‘No me importa lo que me ofrezcan, tengo que volver a Jehová, tengo que cumplir mi voto’”, concluyó. Así, el excantante ahora dedica su vida a algo completamente distinto a lo que lo llevó a la fama y que creó un género que ha perdurado.