CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

¿De vuelta a la nueva normalidad? Cataluña sorprende con nuevo anuncio sobre las flexibilizaciones

España es uno de los países más afectados por la segunda ola de contagios que arropa a Europa.

Cataluña

CATALUÑA, (España). – En medio de una trágica segunda ola de contagios por coronavirus en toda Europa, España decidió tomar una serie de restricciones que fueron sinónimo de un retroceso luego de un verano boreal lleno de flexibilizaciones. Sin embargo, las autoridades regionales de Cataluña anunciaron este jueves 19 de noviembre la reapertura de restaurantes y bares.

De acuerdo con la agencia AFP, se trata de un plan con el objetivo de relajar las restricciones que entrara en vigor el próximo lunes 23 de noviembre. Bares y restaurantes de esta rica región estaban cerrados desde el pasado 16 de octubre y solo podían servir a domicilio debido a las medidas aprobadas para frenar la pandemia, que también incluyen un toque de queda nocturno y un confinamiento perimetral vigentes en otras partes de España.

Madrid
AFP

A partir del lunes, el gobierno permitirá la reapertura de bares y restaurantes, con horarios y aforos limitados especialmente en interior, así como el de cines, teatros o salas de conciertos a una capacidad del 50%. En cambio, se mantienen por ahora el toque de queda y el cierre perimetral de la región, cuyos ciudadanos no pueden entrar y salir sin un motivo justificado.

“Hemos conseguido cambiar la dinámica de la pandemia sin tener que recurrir a un confinamiento estricto como el de la pasada primavera”, cuando hubo la primera ola, indicó Pere Aragonés, vicepresidente del gobierno regional que, en España, dispone de competencias sanitarias. En sintonía con el resto del país, donde rige un estado de alarma desde finales de octubre, la incidencia del virus está decayendo en Cataluña, cuyo gobierno aprobó preventivamente medidas muy restrictivas que habían sido criticadas desde el entorno económico.

Madrid
AFP

España es de los países de la Unión Europea más castigados por el coronavirus, con 42.000 fallecidos y más de 1,5 millones de contagiados. “La situación es de estabilidad a la baja, pero la situación sigue siendo muy preocupante porque estamos en tasas de incidencia alta”, dijo el miércoles el ministro español de Sanidad, Salvador Illa.