Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

América

López Obrador frena una polémica reforma educativa que había desatado cruces en México

El mandatario congelará un proyecto aprobado por su predecesor, que era cuestionado por grupos de docentes

Fuente: Gobierno de México

El gobierno de México dejará de lado una reforma educativa que había sido aprobada en la gestión anterior, y que desataba fuertes cuestionamientos de un sector docente. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que comenzarán el diálogo para crear una nueva reforma que sea “aceptada por todos”, dotada de un consenso general. En las últimas semanas, México había estado convulsionada por bloqueos, escraches y protestas en rechazo, tanto a la reforma vigente como a la intención gubernamental de modificarla mediante una serie de leyes.

“Se buscará la manera de que quede sin efecto”, aseguró el presidente en su rueda de prensa del martes último. Derogar el proyecto sobre educación había sido una de sus promesas de campaña. Para López Obrador, era una “mal llamada reforma educativa que afectaba a los maestros”, y ordenará que no se apliquen las medidas que dictaminaba. Anteriormente, en el primer mes de mandato, AMLO había intentado aprobar en el Congreso medidas al respecto, para neutralizar la reforma del mandato anterior. Sin embargo, había encontrado trabas en las comisiones y no había podido llegar al recinto parlamentario.

El mandatario asumido el 1 de diciembre, sostuvo que aguardará por la reforma constitucional y la aplicación de las leyes, producto “del diálogo“, remarcó. Mientras tanto, dictó a los ministros de Educación, Gobernación y Hacienda a dejar sin efecto esta reforma educativa mediante “una especie de amparo con aplicación retroactiva”. Para la oposición, las medidas carecen de efectos legales y se presentarán ante los organismos judiciales para impugnar el hecho de que el Poder Ejecutivo deje sin efecto leyes aprobadas por el Legislativo mediante decretos, algo permitido únicamente ante situaciones excepcionales.

Esta reforma educativa que ahora se quiere dejar sin efecto había sido impulsada por Enrique Peña Nieto en 2013. Los rechazos a la misma se habían hecho oir considerablemente. Un gran grupo de profesores, agrupados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), realizó durante meses protestas pidiendo su derogación. De hecho, hubo maestros detenidos por manifestarse en contra de las normas. La CNTE nuclea más de 100 mil docentes, por fuera de los sindicatos y representan uno de los principales aliados de López Obrador, claves para el triunfo electoral en 2018.

Para la CNTE, el predecesor a AMLO había querido, mediante la sanción del proyecto, establecer un control político a la educación y sancionar a los docentes a través de las evaluaciones a ellos. El gobierno de AMLO, no obstante, seguirá manteniendo a su cargo el control de las plazas laborales de maestros. La CNTE solicitaba hacerse cargo de las mismas. Por este motivo, el anuncio no termina de convencer a la Coordinadora. Para ellos, el gobierno tiene una idea de reforma muy similar a la que busca dejar sin efecto, de manera que no ven una gran variación con este decreto.

El mandatario mexicano aseguró que será el gobierno quien realice, mediante las Secretarías de Educación Pública y de Hacienda, ese control. El objetivo es “no dar lugar a los avivadores, que están inscriptos pero no van a trabajar, garantizar el pago a los docentes y luchas contra vestigios de corrupción”, dijo López Obrador. “Exhorto a los maestros de todas las tendencias y corrientes a mantener un diálogo permanente, a impedir la confrontación y a buscar una formulación legal que garantice el derecho del pueblo a la educación”, le indicó el presidente a la CNTE, informa Reuters.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados