Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

América

Guardia Nacional de Maduro arremete contra un templo católico y feligreses durante misa

Irrumpieron en el templo dos motos con funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana lanzando bombas lacrimógenas y arremetiendo verbalmente contra el párroco y los feligreses.

VENEZUELA, San Cristóbal-. En el momento en que finalizaba una eucaristía en la iglesia Nuestra Señora de Fátima, en el barrio Sucre de la ciudad de San Cristóbal, estado Táchira, irrumpieron en el templo dos motos con funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana lanzando bombas lacrimógenas y arremetiendo verbalmente contra el párroco y los feligreses. Los funcionarios presuntamente buscaban a jóvenes que manifestaban cerca de la parroquia.  

De acuerdo a la denuncia del obispo de San Cristóbal, Mario Moronta, un general de apellido Ochoa ingresó al templo y comenzó a discutir con el párroco en términos irrespetuosos. No contentos con el atropello, los guardias lanzaron bombas lacrimógenas dentro del templo. El padre Jairo Clavijo pausó la misa y trató de mediar con los uniformados, ya que los feligreses eran ajenos a las protestas de la avenida principal, explicó el Obispo.

“Este evento es de suma gravedad y es un ataque contra la Iglesia Católica. Responsabilizo al mencionado general Ochoa, así como a las autoridades militares de la región de este vil evento que de por sí ya habla de la intencionalidad de los atacantes, que no tienen el menor respeto a la dignidad humana y ni siquiera manifiestan tener temor de Dios”, indicó Moronta. 

Producto de los gases, una mujer de avanzada edad que se encontraba en la misa sufrió un desmayo. El recinto se llenó de humo y las personas, en su mayoría de la tercera edad, estaban asfixiadas. Afuera, vecinos comenzaron a tocar cacerolas y salieron de sus casas a rechazar la represión dentro de la iglesia. Además de bombas lacrimógenas, alrededor de 40 motorizados de la guardia también lanzaron perdigones en la calle.  

El padre Clavijo narró que cuando se disponía a finalizar la misa escuchó la detonación de las bombas lacrimógenas que fueron lanzadas en el estacionamiento, pero “el viento trajo los gases hasta el interior del templo afectando aproximadamente a 150 personas que se encontraban dentro”. Además, contó que dos guardias lo ofendieron con expresiones vulgares hacia él, la iglesia y la Fe.

La gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, condenó la represión por parte de los cuerpos de seguridad del régimen contra los feligreses. “Es muy lamentable que funcionarios y tropas que aguantan hambre en los cuarteles repriman al pueblo que desea y quiere un cambio para salir de la crisis. El Táchira está conmovido y consternado por la represión y el ataque a la iglesia católica”, dijo.  

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados