Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

América

Devotos y clero despiden a sacerdote asesinado

“No vamos a parar de condenar, ni vamos a dejar de expresar nuestro repudio y rechazo. Tiene que hacerse justicia”, dijo el obispo Constantino Barrera durante la misa del funeral.

EL SALVADOR, Sonzacate.- Un centenar de feligreses salvadoreños asistieron este lunes al funeral del sacerdote católico Cecilio Pérez Cruz, asesinado el pasado viernes en su dormitorio parroquial por supuestos miembros de la Mara Salvatrucha, quienes habrían dejado una nota al costado del cuerpo, atribuyéndose el homicidio por “no pagar la renta, MS 13”.  

Sin embargo, pese a que inicialmente las autoridades sospecharon que el crimen podría ser responsabilidad de violentas pandillas que operan en El Salvador, representantes tanto de la Iglesia Católica como de la Policía que investiga el caso lo descartaron posteriormente, indicando que Cecilio Pérez nunca denunció llamadas de amenazas o presiones por no pagar extorsiones.

Devotos católicos y miembros del clero atiborraron la iglesia San Miguel Arcángel, en el municipio de Sonzacate, a 54 kilómetros de San Salvador, para dar el último adiós al ministro caracterizado por su cercanía con el pueblo salvadoreño y por la entrega con la que desempeñó su obra misionera. “No vamos a parar de condenar, ni vamos a dejar de expresar nuestro repudio y rechazo. Tiene que hacerse justicia”, dijo el obispo Constantino Barrera durante la misa del funeral.

En el ínterin, feligreses evidenciaron su profundo dolor: “yo siento una gran tristeza por su muerte, lo siento mucho porque era un instrumento de Jesucristo, un servidor de Dios”, dijo una que, diez años atrás, había sido asistido al acto de ordenación del sacerdote, pero pidió no ser identificada. Otros fieles llevaban velas encendidas y carteles con la imagen del joven cura, los asistentes contemplaban el féretro y el resto de la iglesia que fue decorada con listones negros y morados en señal de duelo.

El cadáver del sacerdote –de 35 años– fue hallado en su habitación, el sábado por la madrugada, con dos impactos de bala. La policía manifestó que las puertas de la casa parroquial no fueron forzadas, tampoco se encontraron señales de hurto. El ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez, dijo que siguen las investigaciones por lo que prefirió no dar más detalles sobre el caso. “Es importante no afirmar hipótesis que confundan o alarmen a los ciudadanos”, instó.

Este crimen constituye el segundo homicidio contra un sacerdote desde 1994. En marzo de 2018, el cuerpo del padre Walter Vásquez fue encontrado en una carretera desolada del municipio Lolotique, al este del país, y su caso  aún no ha sido esclarecido. El Salvador ostenta una de las tasas de homicidios más elevadas a nivel mundial. Según la policía, entre enero y mayo de 2019 se reportaron 1,236 muertes violentas, 13 % menos que en el mismo lapso del año pasado.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados