Ecopetrol reportó atentado contra principal oleoducto colombiano

COLOMBIA, Bogotá.- La empresa estatal colombiana Ecopetrol reportó este jueves, 12 de septiembre, un nuevo ataque contra el principal oleoducto del país en el sector Toledo, departamento Norte de Santander. Ecopetrol alertó a las comunidades aledañas sobre el riesgo ambiental por derrame de hidrocarburo.

Según publicó la compañía a través de su cuenta oficial de Twitter, el atentado fue perpetrado con explosivos por parte de «grupos al margen de la ley». El ataque, ocurrido el miércoles 11 de septiembre, en horas de la noche, ocasionó un considerable derrame de crudo en un tramo del ducto Caño Limón-Coveñas pero no se registraron víctimas.

Asimismo, Ecopetrol atribuyó el atentado al grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) por colocar materiales explosivos que colapsaron un parte de la tubería a la altura de la población rural de Toledo. Por motivos de seguridad, una cuadrilla de 20 operarios de la petrolera serán escoltados por el Ejército Colombiano para reparar la rotura.

Vía Twitter, la empresa solicitó a las personas que se encuentren cerca del lugar afectado «alejarse y abstenerse de manipular elementos inflamables como fogones, leña, fósforos y cigarrillos». Asimismo, advirtió no usar teléfonos móviles ni equipos electrónicos en las adyacencias de la explosión para evitar mayores riesgos.

Ecopetrol condenó el ataque y acusó al grupo insurgente por atentar contra la integridad de las personas y exponer gravemente al medio ambiente ante sustancias contaminantes. El derrame afectó una fuente de agua y puso en riesgo el abastecimiento del vital líquido a las comunidades vecinas, puntualizó la empresa en un comunicado.

Respecto al oleoducto, consta de 780 kilómetros de longitud que canaliza alrededor de 80.000 barriles de crudo diarios desde los campos petroleros en la zona fronteriza con Venezuela hasta la costa del Caribe. El ducto ha registrado 32 ataques en el transcurso de 2019, dijo la petrolera.