«El diálogo en Barbados se agotó»

VENEZUELA, Caracas.- La crisis política alcanzó su punto más álgido luego de que el gobierno venezolano, duramente sancionado por Estados Unidos, decidió retirarse de la mesa de negociación propiciada por Noruega y arreció la persecución de opositores, más recientemente contra el dirigente Juan Guaidó a quien incluso se le inició una investigación penal.

Esta semana el representante del presidente encargado, Stalin González, se refirió aese mecanismo retomado a inicios de este año en Barbados, y que en su opinión ya no representa una opción. «Volver a ese formato, nosotros no lo vemos viable porque ya todo lo que se tenía que discutir se discutió. Nosotros hemos sido claros, cuando el régimen esté listo para llegar a un acuerdo, nosotros siempre vamos a estar listos para llegar a un acuerdo integral que busque la salida de la crisis», según declaraciones reseñadas por Infobae.

En semanas recientes mediadores del gobierno de Noruega viajaron a Venezuela para insistir en el diálogo entre las partes pero el oficialismo expresó su rechazo a esa opción al tiempo que ha acusado a la delegación opositora de propiciar las sanciones internacionales que, aseguran, han agudizado la crisis humanitaria en el país. Nicolás Maduro además se negó a negociar tras acusar a Guaidó de negociar el Esequibo a cambio del apoyo político de Guyana.

Este viernes 13 de septiembre el oficialista volvió a referirse a tales señalamientos al tiempo que amenazó con convocar las elecciones parlamentarias de manera adelantada, en una clara confrontación con la oposición que se ha negado participar en unos comicios convocados por el Poder Electoral abiertamente partidario del régimen. «Estamos listos para ir a elecciones cuándo digan, cómo digan y cómo sea, con el espíritu de victoria», agregó.

Las declaraciones ocurren tras la escalada de la presión internacional luego de que esta semana 11 países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobaron la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), apoyados además por el gobierno estadounidense.