Expresidente peruano seguirá detenido en EE.UU.

ESTADOS UNIDOS, Nueva York-. El expresidente de Perú, Alejandro Toledo, deberá permanecer en prisión. La Justicia de Estados Unidos, que analiza la extradición del peruano acusado en su país por corrupción, consideró que hay riesgo de fuga y por ello, no aceptó otorgarle la libertad condicional.

El juez del distrito Norte de California, Thomas Hixson, no tuvo en cuenta las pruebas aportadas por la defensa del exmandatario tras haberlas «considerado a fondo», señaló en el fallo. De esta manera, ratificó el argumento de que hay posibilidades de que Toledo se fugue si se le permite salir de la prisión donde actualmente se encuentra.

En julio pasado, el juez Hixson había denegado por primera vez el pedido, pero en esta oportunidad allegados al expresidente ofrecieron pagar un millón de dólares como fianza para que se le otorgue la libertad condicional mientras se sigue analizando su extradición a Perú. Para el magistrado, Toledo tiene vínculos con Israel y podría fugarse allí.

El anuncio del juez Hixson provoco la ira de la esposa de Toledo, Eliane Karp. La mujer, de nacionalidad israelí, gritó en inglés: «¡Lo están matando!», en referencia a su marido. Quien fuera jefe de Estado en Perú entre 2001 y 2006 está acusado en su país de haber recibido 20 millones de dólares en concepto de coimas por parte de la empresa constructora Odebrecht.

Por su parte, recientemente El Intransigente América informó que el estado de salud del expresidente Alberto Fujimori obligó a que el dirigente de 81 años sea internado. Fujimori, quien recibió una sentencia a 25 años de prisión, fue trasladado a la clínica Centenario Peruano Japonesa de la ciudad de Lima por presentar problemas cardíacos.