Se aleja la posibilidad de un acuerdo en Ecuador

El presidente Lenín Moreno había convocado al diálogo, pero los grupos indígenas lo rechazaron.
<a href="https://elintranews.com/america/2019/10/12/se-aleja-la-posibilidad-de-un-acuerdo-en-ecuador/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-10-12T07:45:19-03:00">octubre 12, 2019</time></a>

ECUADOR, Quito-. El conflicto que mantiene en vilo a Ecuador desde comienzos de mes está lejos de solucionarse. Este viernes 11 de octubre, los grupos indígenas que encabezan las mayores protestas en Quito y el interior rechazaron la propuesta del presidente Lenín Moreno, quien los había convocado a dialogar “directamente conmigo” para “solucionar las diferencias”.

“Es indispensable frenar la violencia. Debemos encontrar soluciones”, agregó el mandatario, quien debido al estado de conmoción mudó la sede presidencial a Guayaquil. Previamente, la Iglesia Católica y la ONU habían fallado en el intento de unir las partes. En este nuevo llamado, la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE) calificó de “poco creíble” el llamado de Moreno.

“Solo aceptaremos la convocatoria cuando sea derogado el artículo 883”, definieron los indígenas, en relación a la medida del presidente que aumentó los cumbustibles un 123 % y eliminó subsidios. Mientras tanto, Quito fue protagonista de nuevos incidentes, que tuvieron esta vez como foco la Asamblea Nacional. Días atrás, miembros de la CONAIE habían asaltado durante un tiempo.

En las más recientes protestas, se repitió el accionar de manifestantes y la respuesta policial. Los primeros arrojaron piedras y pirotécnicos a los efectivos, que trataron de disuadirlos mediante el empleo de gases lacrimógenos y disparos de bala de goma. En total hay cerca de mil aborígenes en Quito, miembros del 25 % de la población ecuatoriana que tiene sangre indígena.

Desde que comenzaron las protestas, al menos cinco personas han muerto y cerca de 2.000 resultaron heridos, según datos de la Defensoría del Pueblo ecuatoriana. Al mismo tiempo, como informó El Intransigente América, hay cerca de un millar de detenidos. La ministra de Gobierno, María Paula Romo, informó que algunos de ellos son venezolanos “con información de las movilizaciones”.