Detienen a senador y otros 7 funcionarios de Puerto Rico

El Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó que la investigación estuvo a cargo del FBI.

PUERTO RICO, San Juan.- El senador y exalcalde puertorriqueño, Abel Nazario, fue detenido junto a otros siete funcionarios la madrugada de este miércoles 6 de noviembre por un caso de corrupción investigado la oficina del FBI. La aprehensión se realizó sin incidentes, confirmó poco después la portavoz de la agencia en la isla, Lymaris Cruz.

Para Nazario se trata de la segunda detención, esta vez señalado de robo o soborno de fondos federales destinados a diversos programas, de acuerdo con el Departamento de Justicia. Estos delitos habrían sido cometidos mientras fue alcalde del municipio de Yauco entre 2000 y 2016, destaca El Nuevo Día.

También fueron acusados ​ Edwin Torres Gutiérrez, asistente especial del alcalde; Claribel Rodríguez Canchani, directora de Recursos Humanos del municipio; Humberto Pagán Sánchez, Kelvin Ortiz Vegarra, Ramón Martes Negrón, Juan Rosario Núñez y Eric Rondón Rodríguez, todos empleados irregulares del alcalde Nazario, es decir, que recibían un ingreso pese a no asistir o acudir cada tanto al ayuntamiento para lo cual se falsificaban hojas de tiempo y asistencia, reseña el medio local.

Estos también son señalados de brindar ayuda a otros dirigentes del partido quienes a su vez fomentaron el respaldo a Nazario Quiñones para ganar las elecciones al Senado. Esto se basa en una auditoría realizada en 2016 a los registros del municipio Yauco. En total enfrentaría un máximo de 10 años de prisión y una multa que supera los 250.000 dólares.

Según la Fiscalía, los acusados acordaron malversar más de 5.000 dólares, cifra que no representa el total de dinero obtenido con fraude. “Esta acusación sirve como una advertencia a otros funcionarios públicos involucrados en este tipo de esquemas de que serán castigados, y como una promesa a los contribuyentes de que no se tolerarán tales violaciones de la confianza pública”, expresa el comunicado del fiscal federal, Stephen Muldrow.

Compartir en: