Partido de Evo Morales amenaza con volver a las calles

Seguidores de la presidenta interina, Jeanine Añez, se declararon en alerta.
<a href="https://elintranews.com/america/2020/01/08/partido-de-evo-morales-amenaza-con-volver-a-las-calles/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-08T19:50:55-03:00">enero 8, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-08T19:50:56-03:00">enero 8, 2020</time></a>

BOLIVIA, La Paz.- Radicales del Movimiento Al Socialismo (MAS), partido que lidera el exmandatario Evo Morales, dieron al gobierno interino de Jeanine Añez un ultimátum para el próximo 22 de enero, día en el que aseguraron finaliza la “resistencia pacífica”. El llamado reaviva la tensión en el país andino que vivió violentas protestas que derivaron en la renuncia del líder cocalero.

Dirigentes del partido insisten en la dimisión de la actual jefa de gobierno y que asuma presidenta de la Corte Suprema de Justicia, María Cristina Díaz. El dirigente y precandidato del MAS, Andrónico Rodríguez, y otros miembros de su partido enfatizaron en que Morales continúa siendo el presidente legítimo de Bolivia y que su mandato culminaría el próximo 22 de enero cuando esperan asuma el Poder Judicial.

Recientemente Evo Morales se dirigió a sus militantes de la ciudad de Buenos Aires donde fue refugiado por el gobierno peronista de Alfredo Fernández. Insistió en su intención de retomar el poder al tiempo que pidió al Tribunal Supremo de Justicia asumir el mandato el próximo 22 de enero cuando culminan sus cinco años como presidente, cargo que aseguró aún ostenta pues el Congreso no admitió su renuncia.

Seguidores de Añez se declararon en alerta y han convocado varias reuniones y asambleas ciudadanas, aseguran, para defender el gobierno interino asumido por la exsenadora luego de la convulsión social motivada en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre, señaladas como irregulares tras la auditoría realizada por la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea.

Este miércoles 8 de enero, autoridades bolivianas anunciaron un duro golpe al exmandatario con el inicio de la investigación a más de 500 funcionarios de Morales vinculados con corrupción o desvío de recursos. También se solicitó a la Interpol la activación de la orden de captura contra el exmandatario.