OEA reconoció reelección de Juan Guaidó

La resolución aprobada con 20 votos también condenó el uso de la violencia en el Parlamento por parte del oficialismo.
<a href="https://elintranews.com/america/2020/01/10/oea-reconocio-reeleccion-de-juan-guaido/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-10T21:29:04-03:00">enero 10, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-10T21:29:05-03:00">enero 10, 2020</time></a>

ESTADOS UNIDOS, Washington.- Con 20 votos a favor y 5 en rechazo la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución donde reafirma su reconocimiento al parlamentario Juan Guaidó como presidente reelecto de la Asamblea Nacional además de condenar los hechos recientes en el Palacio Legislativo y el uso de la fuerza por parte del oficialismo para evitar el acceso a diputados de oposición.

Con la abstención de ocho países entre esos Argentina y Bolivia, el texto además insiste en el rescate de la democracia a través de la convocatoria a “elecciones presidenciales incluyentes, libres, justas y transparentes, con un Consejo Nacional Electoral y un Tribunal Supremo de Justicia renovado”, según acordaron los países.

El pasado 5 de enero los diputados opositores asistieron al Palacio Legislativo para sesiones y votar por la junta directiva para el período 2020-2021, pero las fuerzas militares se apostaron a las afueras bloqueando su paso a la sesión donde la bancada oficialista sin quórum requerido juramentaba al diputado Luis Parra, expulsado de las filas opositoras, como presidente del Legislativo.

Estados Unidos fue uno de los primeros países en rechazar lo que ha considerado una nueva violación a la democracia por parte del régimen de Nicolás Maduro. Se le sumaron aliados como Colombia, Ecuador, Brasil, Paraguay y Argentina, pese a que este último país posteriormente retiró las cartas credenciales como diplomática a la representante de Guaidó, Elisa Trotta.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, además a manifestado el apoyo a Guaidó al tiempo que instó nuevamente al dialogo para alcanzar una transición acordada que permita la realización de nuevas elecciones presidenciales y parlamentarias “libres y justas”. Posteriormente subió el tono al referirse a posibles nuevas sanciones a funcionarios que atenten contra los derechos humanos y profundicen el deterioro de la democracia.