Más de 1.000 indocumentados participan en la primera caravana de 2020

En el grupo se incluyen mujeres, niños y discapacitados.
<a href="https://elintranews.com/america/2020/01/15/mas-de-1-000-indocumentados-participan-en-la-primera-caravana-de-2020/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-15T23:09:13-03:00">enero 15, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-15T23:09:14-03:00">enero 15, 2020</time></a>

HONDURAS, San Pedro Sula.- Apenas dos semanas han trascurrido desde el inicio de año y ya se registra la primera caravana de migrantes que ha partido desde San Pedro Sula, en el norte de Honduras, hacia la frontera estadounidense. El punto de salida de más de 1.000 indocumentados ha sido Agua Caliente, paso fronterizo con Guatemala.

De acuerdo con medios locales, el numeroso grupo ha partido a territorio estadounidense, en un recorrido que realizarán a bordo de autobuses. Las consignas contra el mandatario hondureño Juan Orlando Hernández protagonizaron la concentración poco después de un intenso debate con varios dirigentes políticos, entre estos el exdiputado Bartolo Fuentes, del partido Libertad y Refundación.

En horas de la madrugada del miércoles 15 de enero se congregó el grupo de al menos 200 personas, inclusive niños y mujeres, la mayoría argumentando la inseguridad y la falta de empleo como motivos para salir del país. Entre los migrantes también se contaron discapacitados, uno de ellos con la piernas mutiladas tras un accidente en Saltillo, México, reseña Univisión.

Destacan en el grupo varios menores de edad que viajan sin representantes. El presidente electo de Guatemala, Alejandro Giammattei, quien ha criticado el acuerdo firmado con Estados Unido para recibir guatemaltecos y hondureños que soliciten asilo, ha expresado su disposición a facilitar la migración de adultos aunque ha impuesto reglamentos para la salida de niños entre estos el porte de su pasaporte y la autorización de los padres.

Las autoridades mexicanas han advertido que no permitirán el paso de la caravana. Los indocumentados, sin embargo, insisten en pernoctar en las calles y culminar el recorrido aún a sabiendas de las estrictas políticas migratorias que ha adoptado el gobierno estadounidenses para evitar la llegada de ilegales.