Muere el “enemigo público número uno” de México

Alfredo Ríos Galeana se había fugado de las cárceles mexicanas más veces que el "Chapo" Guzmán.
<a href="https://elintranews.com/america/2020/01/16/muere-el-enemigo-publico-numero-uno-de-mexico/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-16T12:40:45-03:00">enero 16, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-16T12:40:46-03:00">enero 16, 2020</time></a>

MÉXICO, Ciudad de México-. Alfredo Ríos Galeana, el “enemigo público número uno” de México durante los años ´80, falleció en el pasado mes de diciembre víctima de una sepsis. El hombre, de 69 años de edad, cobró notoriedad luego de realizar múltiples robos de bancos en su país. Su “fama” no le impidió seguir delinquiendo, y llegó a operarse el rostro para no ser reconocido.

La muerte de Ríos Galeana se produjo hace aproximadamente un mes, pero la noticia se difundió durante este 16 de enero. El mexicano se encontraba cumpliendo una pena de 25 años por homicidio en la prisión del Altiplano, de máxima seguridad, cuando sufrió la infección generalizada que acabó con su vida, tras pasar algunos días internado en estado crítico.

El historial delictivo de Ríos Galeana había comenzado en 1978, cuando robó por primera vez un banco mientras trabajaba justamente como vigilador. Según las fuentes especializadas en asuntos policiales, realizó en total entre 30 y 100 robos a entidades bancarias a lo largo de su vida. En 1981 cayó en prisión por primera vez, pero consiguió fugarse.

La misma acción se repitió en 1984, y dos años después tuvo una aún más cinematográfica fuga, cuando fue rescatado por un grupo de personas mientras participaba como acusado en una audiencia judicial. Con esas tres huidas, superó incuso al mismísimo Joaquín “Chapo” Guzmán, sobre quien El Intransigente América había informado acerca del destino de su fortuna.

A partir de la última fuga, Ríos Galeana permaneció prófugo durante 19 años. Incluso, llegó a operarse para no ser reconocido, pero cayó en 2005 en Estados Unidos y luego fue extraditado a su país natal. En tanto, la figura de este delincuente arribó al cine: su vida está narrada en la película “Mexican Gangster, dirigida por José Manuel Craviotto en 2015.