Tensión en Bolivia: "Morales tiene una celda con su nombre"

El ministro interino del Interior, Arturo Murillo, acusó nuevamente al exmandatario.

BOLIVIA, La Paz.- El ministro interino del Interior, Arturo Murillo, arremetió nuevamente contra el exmandatario Evo Morales, señalado de los delitos de terrorismo y sedición tras las violentas protestas que motivaron las elecciones irregulares del pasado mes de octubre. 

Murillo reiteró las acusaciones contra el expresidente quien recientemente respaldó la creación de milicias armadas, un modelo impuesto por el gobierno oficialista de Nicolás Maduro para reprimir las actividades opositoras. Sus declaraciones causaron polémica aunque poco después se retractó desde Argentina donde se encuentra exiliado. 

“Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo que es cuidar a la ciudadanía, Evo Morales dice que va a volver al país; que vuelva, tiene una celda con su nombre en Chonchocoro donde debe ir cualquier terrorista”, declaró a la prensa local, al tiempo que insistió en los planes desestabilizadores del exmandatario. 

Murillo aseguró que las afirmaciones de Morales constituyen denuncia para la investigación que adelanta la Fiscalía. Insistió en que desde el exilio el expresidente ha atentado contra la paz buscando ostentar el poder “a cualquier precio”. “En su corazón y en su alma tiene tintes de dictador”, agregó el funcionario.

Tras renunciar por las irregularidades detectadas en las elecciones de octubre, Morales se refugió en México y posteriormente Argentina. El gobierno de Alberto Fernández ha solicitado bajar el tono beligerante al líder cocalero enfatizando  que no comparte la declaración sobre las milicias que atentan contra la democracia y los derechos universales. 

Compartir en: