Maduro llama a los "países amigos" a mediar

El líder chavista invitó a los gobiernos de Argentina, México, España y Panamá a "facilitar el diálogo" en Venezuela.

VENEZUELA, Caracas-. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, inició este viernes 14 de febrero un intento por reestablecer el diálogo con los opositores. En una rueda de prensa internacional, el líder chavista invitó a los “países amigos” a mediar ante la crisis que vive su país. A finales de año está previsto que haya elecciones legislativas en el territorio venezolano.

“Antes, durante y después”

El presidente sostuvo que su gobierno tiene la intención de “convocar a un grupo de países amigos de Venezuela para ayudar, apoyar y favorecer un diálogo inclusivo y soberano que tenga por objetivo fortalecer la democracia” en su país. El venezolano indicó que desea que estos encuentros con los opositores se den “antes, durante y después” de los comicios de 2020.

Maduro señaló que había solicitado al gobierno de Argentina que realice “gestiones y acciones para ayudar al diálogo nacional de Venezuela”. Sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores de Alberto Fernández negó haber recibido un pedido al respecto. En tanto, el chavista mencionó también su intención de que funcionarios de España, México, Panamá y la Unión Europea se sumen también a mediar.

Entre los objetivos que tendría restablecer las negociaciones con la oposición, el mandatario destacó la creación de un Consejo Nacional Electoral “de consenso” que organice las elecciones parlamentarias. Al mismo tiempo, instó a los países mencionados a persuadir a Estados Unidos “que cesen las medidas coercitivas contra Venezuela”, que recientemente consideró “similares a un crimen de guerra”.

La denuncia en la Corte Internacional

Como informó El Intransigente América, el gobierno venezolano presentó una denuncia ante la Corte Penal Internacional respecto a estas sanciones dispuestas por Washington contra la economía venezolana. “Ellos nos atacan y persiguen todos los días”, señaló Maduro, y definió a esa acción como “una guerra estructural contra nuestra sociedad”. El chavista afirmó que cuenta con pruebas y testigos para comprobar ello.

Compartir en: