El nuevo presidente uruguayo hace foco en la "libertad" en su primer discurso

Luis Lacalle Pou da un giro político en Uruguay tras 15 años de gobierno de la izquierda.

URUGUAY, Montevideo-. Uruguay hizo efectivo este 1 de marzo su rotundo giro político. La asunción de Luis Lacalle Pou como presidente del país sudamericano puso fin a 15 años de gobierno del Frente Amplio, de tendencia hacia la izquierda. El nuevo mandatario uruguayo, del liberal Partido Nacional, hizo foco en la defensa de la “libertad” y austeridad en el gasto público en su discurso inaugural.

En el aspecto económico, Lacalle Pou prometió diferenciarse del gobierno saliente. “Todos sabemos que el ciudadano ya ha hecho el esfuerzo para sostener el gasto público y el aparato estatal”, señaló en el Congreso uruguayo. Ante ello, prometió manejar los recursos de manera “austera” y “cuidar cada peso de los contribuyentes”. Para lograrlo, sostuvo que mantendrá una “verdadera regla fiscal”.

El cambio climático

El dirigente de 46 años reconoció que sus compatriotas se sienten “desprotegidos”, y aseguró que Uruguay vive una “emergencia” respecto a la inseguridad. En tanto, el hijo del también expresidente Luis Lacalle incluyó entre sus prioridades al cambio climático. “No se puede seguir mirando hacia el costado”, indicó, y prometió crear un ministerio para jerarquizar el área.

La política exterior no estuvo ausente del primer discurso del nuevo mandatario. En una marcada postura opuesta a la que Montevideo tenía hasta ahora, Lacalle Pou dijo que su gobierno “debe dejar de lado las cuestiones ideológicas en el Mercosur”. “Así, el bloque crecerá”, auguró. A su toma de posesión asistieron Jair Bolsonaro y Mario Abdo por el Mercosur, y también dijeron presentes Iván Duque y Sebastián Piñera.

La relación con Maduro y Guaidó

Asimismo, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, lo felicitó por Twitter. El nuevo presidente uruguayo le respondió, y se estima que sea reconocido como “presidente encargado” por Uruguay. En la víspera, Lacalle Pou había llamado “dictador” a Nicolás Maduro. Durante el gobierno de Tabaré Vázquez, su país había sido uno de los pocos en Sudamérica en no sumarse al “Grupo de Lima”.

Compartir en: