ONU: Colombia es el país latinoamericano con más asesinatos de defensores de DDHH

Históricamente en Colombia la tasa de impunidad de homicidios contra los defensores de las garantías fundamentales se sitúa alrededor del 95%.

Bogotá, Colombia.- Un informe presentado ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)  asegura que Colombia es el país de Latinoamérica con más asesinatos de activistas de las garantías fundamentales. Además, se han disparado las amenazas en su contra en un contexto de altos índices de impunidad.

Así lo señaló el relator especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, Michel Forst, luego de visitar el país sudamericano del 20 de noviembre al 3 de diciembre de 2018. El funcionario agregó que históricamente la tasa de impunidad de homicidios contra los defensores de las garantías fundamentales se sitúa alrededor del 95% en comparación con la de homicidios dolosos, que fluctúa entre un 86% y un 94%.

Asimismo, el documento señala que “las personas defensoras son asesinadas y violentadas por implementar la paz; oponerse a los intereses del crimen organizado, las economías ilegales, la corrupción y la tenencia ilícita de la tierra; y por proteger sus comunidades. Las defensoras son, además, objeto de violaciones específicas de género y sus familias son también el blanco de ataques”.

Y a pesar del descenso en la cifra general de homicidios que ha experimentado el país desde 2011 -que sigue siendo alta-, los asesinatos de los defensores de derechos humanos se han incrementado desde 2016, de acuerdo con los datos de fuentes estatales como la Defensoría del Pueblo, Naciones Unidas y la sociedad civil.

En números

A la par, el informe de la Consejería Presidencial resalta una importante disminución del número de asesinatos y de municipios afectados tras la llegada al poder del presidente Iván Duque; no obstante, el relator indica que el índice de esos crímenes sigue siendo muy alto, con 52 verificados por la Oficina de la Alta Comisionada en 47 municipios durante la primera mitad de 2019.

Desde 2016, la Fiscalía decidió priorizar la investigación de los asesinatos de defensores documentados por la Oficina de la Alta Comisionada, con 302 casos. De ellos, el ente detalla que a hasta agosto de 2019 “33 cuentan con sentencias firmes, 55 están en etapa de juicio, 45 en investigación (con imputación de cargos), 41 en indagación con orden de captura y 3 han sido precluidos por muerte del indiciado”.

De este número un 11 % de casos han sido esclarecidos, frente a un 89 % pendientes de determinar la culpabilidad, “si bien en el 54% de estos últimos se están dando avances en la investigación”, aseveró Forst. Sin embargo, añade que “esta cifra no representa el universo total de asesinatos ocurridos y excluye aquellos que sucedieron antes del Acuerdo de Paz“.

Compartir en: