Para Bolsonaro, el coronavirus es una "fantasía"

El mandatario brasileño relativizó la enfermedad, pese a que en su país se han registrado 31 casos.

BRASIL, Brasilia-. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sorprendió al relativizar el alcance de la epidemia global del coronavirus. Desde Estados Unidos, donde se encuentra en una gira oficial, el mandatario aseguró que la situación es “una fantasía creada por los medios de comunicación”. El brasileño consideró que la situación de la enfermedad “no es tan así”, y pidió no sembrar pánico.

“Poder destructor sobredimensionado”

“Existe un poder destructor superdimensionado respecto al COVID-19″, precisó Bolsonaro. Para el mandatario, son “los grandes medios” quienes “propagan el temor por todo el mundo”. Por el momento, Brasil es el país latinoamericano con más casos de coronavirus. En total, hay 31 pacientes infectados, aunque a diferencia de su vecina Argentina, no tiene aún fallecidos.

Al mismo tiempo, Bolsonaro relativizó también el impacto que la epidemia ha generado en la economía global. “Obviamente estamos ante un momento de crisis”, reconoció, pero a la vez la calificó de “pequeña”. En ese sentido, culpó a la prensa por agrandar el impacto de la fuerte baja en el precio del petróleo registrada en la semana. “Entiendo que es mejor titular que hay una caída del 30 %, pero aquí no hay crisis”, señaló.

El diálogo de Bolsonaro y Trump

En su contacto con los medios luego de finalizar su gira por Estados Unidos, Bolsonaro se refirió a las consecuencias de su última reunión con el presidente Donald Trump. “Hemos comenzado las conversaciones sobre una política de libre comercio”, adelantó, y agregó que el líder de la Casa Blanca “tiene interés” en llevar a cabo ese pacto comercial.

Sumado a ello, hizo referencia a la “preocupación” compartida entre Brasilia y Washington sobre la situación de Venezuela. “Somos conscientes de las dificultades que se viven allí, en un país tomado por los socialistas”, expresó el brasileño. El último acto de Bolsonaro en Estados Unidos fue la visita a una planta de la firma Embraer en Jacksonville. 

Compartir en: