Guatemala suspende vuelos de deportados desde Estados Unidos

Guatemala explicó que trata de una “medida cautelar,” que se mantendrá mientras se establecen protocolos sanitarios para que puedan ser llevados a sus comunidades.

Ciudad de Guatemala.- En el marco de los esfuerzos que realizan las naciones del mundo por detener la pandemia del coronavirus, el gobierno de Guatemala anunció este martes la suspensión del regreso de centroamericanos bajo un acuerdo de cooperación y los vuelos de guatemaltecos deportados desde Estados Unidos.

“A partir de hoy quedan suspendidos todos los vuelos de retornados en el marco del ACA (acuerdo de cooperación) mientras dure el estado de calamidad”, comunicó el ministro de Relaciones Exteriores, Pedro Brolo, según difundió la agencia de noticias AP a través de su sitio web.

La autoridad indicó, anteriormente, que era una “medida cautelar” que se mantendrá mientras se establecen protocolos sanitarios para que puedan ser llevados a sus comunidades. Debido al brote del COVID-19, las autoridades suspendieron el servicio de transporte público, y sin esto los migrantes no podría llegar hasta sus casas.

Asimismo, Brolo subrayó que se harán entre cuatro a cinco chequeos a los migrantes deportados “para garantizar que todos los guatemaltecos que vengan retornados al país no vengan enfermos”. Vale resaltar que Guatemala mantiene cerradas sus fronteras, pero en el caso de los guatemaltecos su ingreso al país está protegido por la constitución.

Restricción

Entre tanto, los ecuatorianos amanecieron el martes con más medidas de restricción a la movilidad -incluso a pie y en bicicleta-; después de que el gobierno impuso el estado de excepción para frenar la propagación del virus. Por su parte, Cuba recibió a un crucero británico con un millar de personas a bordo y que tiene cinco personas infectadas con COVID-19.

La noche del lunes, al declarar el estado de excepción, el presidente Lenín Moreno explicó que “estamos enfrentando una guerra y en esta guerra haremos todo lo posible y hasta lo imposible para cuidar a mis hermanos”. La medida de 14 días también implica el cierre de servicios públicos -menos los de salud y seguridad-, y las actividades del sector privado, excepto las vinculadas a la alimentación, salud y finanzas.

A la par, el gobierno informó que, entre el lunes y el martes, en Ecuador casi se duplicó el número de casos al pasar de 58 a 111. La cifra de fallecidos se mantiene en dos. El fin de semana Ecuador había cerrado sus fronteras aéreas, marítimas y terrestres y los parques y espacios públicos.

Compartir en: