Crece el coronavirus en Brasil y ya tiene circulación local

El territorio brasileño es el más afectado por el COVID-19 en América Latina, y está cerca de los 1.000 casos.

SAN PABLO (Brasil)-. La presencia del coronavirus en Brasil es cada vez mayor, y el territorio brasileño se consolida como el principal foco de la pandemia en América Latina. El país sudamericano, afectado en 25 de sus 27 Estados por el COVID-19, registró el pasado 20 de marzo un incremento del 45 % en el total de los casos, que alcanzan ahora los 904. Al mismo tiempo, la cifra de fallecidos ya se sitúa en 11.

Un crecimiento a “tasas italianas” en Brasil

Las últimas estadísticas han preocupado a los expertos, porque el crecimiento del coronavirus en Brasil se produce a “tasas italianas”, en comparación con la nación con más víctimas fatales del mundo por la enfermedad. Si bien es el más poblado de América Latina, existe una gran diferencia entre el país brasileño y el segundo del continente, Chile, que tiene menos de la mitad (434 infectados).

Asimismo, el gobierno de Jair Bolsonaro confirmó que el virus tiene ya circulación local, lo que hace más difícil controlar la pandemia. En una conferencia de prensa, el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, brindó un pronóstico sombrío acerca de la evolución del coronavirus en Brasil. “En abril, tendremos un alza rápido en la cantidad de infectados“, reconoció.

Sumado a ello, Mandetta auguró que “el crecimiento persistirá en mayo y junio. En agosto comenzarán a bajar los casos y recién en septiembre se dará la caída más pronunciada”. Por este motivo, no descartó que se produzca un “colapso” en el servicio de salud de su país. “Es imperioso que nuestros habitantes restrinjan la movilidad”, dijo.

La disputa entre Bolsonaro y el gobernador de Río

San Pablo es hasta ahora el Estado de Brasil con más casos (396), y donde se dieron 9 de las 11. Luego se ubica, con 109 infectados, Río de Janeiro. En este distrito, el segundo del país, se produce una discusión pública entre el gobernador Wilson Witzel, que toma medidas restrictivas y el presidente Bolsonaro, que lo acusó de “pensar que estamos en una confederación”.

Compartir en: