Pompeo promete "reabrir la Embajada" cuando caiga Maduro

El secretario de Estado aseguró que "los estadounidenses estamos con los venezolanos".

WASHINGTON D.C. (Estados Unidos)-. El gobierno de Estados Unidos volvió a aventurar un cercano cambio de manos en la presidencia de Venezuela. En una videoconferencia, el secretario Mike Pompeo aseguró este 29 de abril que su país “reabrirá la Embajadaen cuanto caiga Nicolás Maduro. La sede diplomática estadounidense en Caracas no tiene personal desde comienzos de 2019.

“La embajada reabrirá cuando las condiciones sean adecuadas”, precisó Pompeo, aunque destacó que “queremos volver” a contar con ella. Por ese motivo, el funcionario instó a los empleados del Departamento de Estado a “prepararse para cuando llegue el día de una transición“. Así, reiteró el llamado a un nuevo gobierno en Venezuela, sin Maduro a la cabeza, que prepare el terreno a elecciones libres.

La Embajada, cerrada desde 2019

El personal estadounidense de la Embajada de este país en Venezuela volvió al territorio norteamericano de urgencia el 24 de enero de 2019. En ese momento, el Departamento de Estado ordenó que los diplomáticos abandonen Caracas “por motivos de seguridad”. Un día atrás, Maduro había dispuesto la ruptura de las relaciones con Estados Unidos luego de que Juan Guaidó fuera reconocido “presidente encargado” por la Casa Blanca.

“Los estadounidenses estamos con los venezolanos”, enfatizó Pompeo. Asimismo, condenó el accionar de la aerolínea Mahan Air, de bandera iraní. Según el secretario, esta firma dio “apoyo desconocido a simpatizantes del régimen de Maduro”. Por eso, pidió la prohibición para que realice tareas en los aeropuertos del país. La empresa tiene ya sanciones previas por parte de Estados Unidos.

Días atrás, Pompeo había dialogado con el presidente de Colombia, Iván Duque. Allí, ambos prometieron trabajar “para mejorar las condiciones de los venezolanos que se ven obligados a huir” por la crisis humanitaria en el país caribeño. Ante este anuncio, el chavismo volvió a expresar la furia con el gobierno colombiano y el estadounidense. 

Compartir en: