Nicolás Maduro confirma la detención de 13 personas tras la denuncia de invasión

El chavista aseguró que en el grupo hay dos estadounidenses que formaron parte de la seguridad personal de Donald Trump.

CARACAS, (Venezuela).-  Luke Alexander Denman y Airan Berry son dos de los 13 detenidos confirmados por el gobierno de Nicolás Maduro, luego de la denuncia de intento de invasión por vía marítima del pasado fin de semana. Los nombres se destacan en la lista de los que ya son catalogados como “mercenarios terroristas”. De acuerdo con la versión oficial, ambos trabajaron para el equipo de seguridad de Donald Trump.

Nicolás Maduro insistió en que este nuevo “intento de golpe de estado”, se preparó desde Colombia con la anuencia del gobierno estadounidense. Sus palabras persisten aún a pesar de la negativa de la administración Trump de haber participado en los hechos denunciados desde Venezuela. “Esto no tiene nada que ver con nuestro gobierno”, enfatizó el jefe de la Casa Blanca.

“Fue capturado un ciudadano de apellido Baduel, quien en sus primeras declaraciones manifestó que el grupo incursor se encontraban dos estadounidenses que formaron parte de la seguridad personal de Donald Trump. Así lo expresó el líder oficialista mostrando un video en el que uno de los detenidos declara en el interior de un vehículo. En el mismo, un funcionario lo interroga y le pide que repita el nombre del mandatario estadounidense.

Nuevo montaje

La oposición venezolana calificó los hechos como un “nuevo montaje” del gobierno chavista. El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, denunció los intentos de Maduro por ocultar los hechos graves en el país. Además de la pobreza extrema, habló de la masacre de 47 presos en el Centro Penitenciario de Los Llanos, en Guanare, al occidente del país.

“Mientras la dictadura miente sobre la masacre en Guanare, el descontento en la Fuerza Armada y el enfrentamiento en Petare, no puede tapar el colapso eléctrico que tiene hoy a 16 estados sin luz”, escribió Guaidó en las redes sociales. Organizaciones defensoras de derechos humanos y representantes de la Iglesia, exigieron investigaciones sobre los hechos.

Compartir en: