Jaime Bayly sobre el virus: "Lo peor no ha quedado atrás"

El presentador consideró alarmantes las cifras de muertes diarias que ha registrado EE.UU.. "No es una buena señal".

MIAMI, (Estados Unidos).- El periodista Jaime Bayly llamó la atención sobre las cifras fatales que ha dejado el coronavirus en las últimas horas en Estados Unidos. Tras los reportes de más de 2.600 decesos solo en un día, el presentador consideró inquietante, y también alarmante, el número de muertes que en todo el país ya suman cerca de 75.000.

“No son buenas las noticias hoy aquí. Ha muerto más gente por coronavirus que ayer. No es una buena señal. Es tal vez un signo de alarma, inquietante, de que lo peor no ha queda atrás, sino que quizás está por venir”. Así se expresó el periodista que en días pasados insistió en la necesidad de aprender a convivir de manera inteligente con la enfermedad.

Sobre el coronavirus, Bayly también abordó las recientes declaraciones del secretario de Estado, Mike Pompeo Este funcionario, junto con el presidente Donald Trump, se mantiene convencido de que todo comenzó en el laboratorio de Wuhan. “No sabía que la China comunista en enero pasado destruyó evidencia genética de cómo se origino el virus. ¿por qué obstruyó y todavía obstruye las investigaciones que el mundo libre quisiera practicar?”, cuestionó.

Muerte misteriosa

El periodista consideró “irrebatible” la conclusión a la que informó haber llegado el funcionario Pompeo y que ahora comparten las democracias del mundo: la China comunista no es un socio confiable. Las respuestas a las preguntas por parte de ese país, probablemente nunca se conocerán, insistió Jaime Bayly. Seguidamente, abordó la muerte del investigador chino. Bing Liu, reportada este miércoles 6 de mayo. La misma se dio en extrañas circunstancias y en medio de sus posibles indicios que incriminan al país asiático.

“Sospechosamente ha sido eliminado. Llamativamente, las pruebas e indicios que él poseía han desaparecido”, opinó sobre el asesinato del científico,a las afueras de su casa en Pittsburgh. De acuerdo con la cadena de noticias CNN, el investigador recibió disparos en varias partes de su cuerpo como el cuello, el tórax y la cabeza. Su presento asesino, también de nacionalidad china, fue encontrado muerto una hora después.

Compartir en: