"El que toma cloroquina es de derecha": la nueva burla de Bolsonaro sobre la pandemia

El mandatario de Brasil ironizó sobre el fármaco y la política en uno de los días con más muertes por coronavirus.

BRASILIA, (Brasil).- El mandatario Jair Bolsonaro arreció su campaña a favor de la cloroquina como tratamiento del coronavirus, pese a que no hay evidencias científicas concluyentes. La insistencia del político no solo forzó la salida de su ministro de salud, Nelson Teich, en desacuerdo con el uso de el fármaco antimalárico. También ha inspirado varias manifestaciones de sus seguidores que han salido a las calles clamando que “la cloroquina ha sido enviada por Jesús”.

Durante un acto político este martes 19 de mayo, el presidente Bolsonaro volvió a sugerir el medicamento y aseguró que podría darle una caja de cloroquina que tiene a su madre “si llegase a necesitarla”. El exmilitar sigue los pasos de su homólogo estadounidense, quien admitió que toma la medicina desde hace al menos dos semanas, de manera preventiva.

Más adelante, dijo en modo de burla que aquellos que toman cloroquina son de derecha, mientras que los que comulgan con las ideología de izquierda toman Tubaína, una gaseosa de producción local. Su comentario, como era de esperarse, generó críticas y consternación en medio de la escalofriante cifra de muertes diarias que este martes llegó a 1.000.

Nuevo ministro

Jair Bolsonaro anunció asimismo que el militar Eduardo Pazuello asumirá de forma interina el Ministerio de Salud, despacho que quedó desocupado luego de que el oncólogo Nelson Teich renunciara argumentando incompatibilidades con el mandatario. Lo mismo con su antecesor, Henrique Mendetta, cuyas diferencias con el polémico dirigente, fueron cada vez más evidentes.

Brasil alcanzó este martes 19 de mayo otro récord de muertes diarias: 1.179. Los casos confirmados se elevaron a 271.885, pasando a ser el tercer país con más contagiados, solo detrás de Rusia y Estados Unidos. El mandatario Donald Trump expresó su preocupación por la situación de la pandemia en el país. No descartó restringir los viajes desde Latinoamérica, sobre todo porque la mayoría de los vuelos desde Brasil llegan al estado de Florida, dijo.

Compartir en: