Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

América

“No eran observadores”: furioso descargo de Nicolás Maduro contra la misión de la Unión Europea en Venezuela

Siguen las consecuencias de las elecciones del 21N.

Alex Saab
Reuters

VENEZUELA-. Las elecciones regionales del último 21 de noviembre dejaron consecuencias en Venezuela. El triunfo opositor en algunos estados claves irritó al chavismo, y este lunes 29 de noviembre, el presidente Nicolás Maduro tuvo la reacción más furiosa después de los comicios. Al respecto, cargó contra los miembros de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, a los que acusó de ser “espías” y no “observadores”.

Todo se debió al informe difundido por la misión, en el que dijo que hubo mejores condiciones que en contiendas anteriores, pero precisó que se registraron situaciones arbitrarias como inhabilitaciones de candidatos, retrasos en la apertura y cierres de mesas en centros de votación, así como el “extendido uso de recursos del Estado en la campaña”.

La respuesta del chavismo no tardó en llegar. “Buscaron en un informe lleno de improvisaciones y mal redactado, buscaron tratar de manchar el proceso electoral y no pudieron. Una delegación de espías, no eran observadores, andaban por el país desplegados libremente espiando la vida social, económica y política del país“, sostuvo Maduro en una transmisión de la televisión estatal acerca de la observación de la Unión Europea.

Una misión del bloque supervisaba por primera vez en 15 años unas elecciones en Venezuela, un proceso que contempló el despliegue de 1.000 observadores en 22 de los 23 estados. En dos meses presentarán un informe final de las elecciones. “La Unión Europea no pudo manchar el proceso electoral fue impecable, hermoso. Ellos (la misión) vinieron a espiar y tratar de manchar a Venezuela”, indicó Maduro, según reporta la agencia Reuters.

El dirigente chavista agregó que sostendrá encuentros en las “próximas horas” con los gobernadores opositores, sin más detalles, y señaló que en los estados y municipios en los que perdió el oficialismo pudo haber sucedido un “voto castigo“. Aunque el partido gobernante ganó la mayoría de las gobernaciones, su votación disminuyó a menos de 4 millones, en comparación con los 5,9 millones de votos que obtuvo en las elecciones regionales de 2017.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados