Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

América

¡Continúan los esfuerzos! Cuba intenta sofocar el incendio en el depósito de combustible de Matanzas

El fuego abrasó la terminal de grandes buques, una de las más extensas para recibir el crudo y combustibles del país.

Cuba
Fuente: Reuters.

ESTADOS UNIDOS.- Desde el día miércoles Cuba ha intentado sofocar el terrible incendio en el depósito de combustible de Matanzas. Bomberos cubanos, mexicanos y venezolanos, así como helicópteros y buques han vertido agua y espuma sobre los restos del mayor incendio en la historia del país insular. El fuego abrasó la terminal de grandes buques, una de las más extensas para recibir el crudo y combustibles.

La situación era similar a un horno tipo “barbacoa”, donde el carbón negro se cubre con la ceniza blanca, pero permanece al rojo vivo después de que las llamas se han apagado. “Ya podemos decir que el incendio está controlado (…) Hoy nos sentimos más tranquilos aunque todavía tenemos que extinguirlo (totalmente) y eso no será hoy”, dijo a la prensa el teniente coronel Alexander Ávalos, segundo jefe de Extinción del Cuerpo de Bomberos de Cuba.

Cuba sufre el incendio más grande de su historia

Con base en la información recabada y proporcionada por Reuters, el depósito es parte de la terminal de grandes buques de Matanzas, la más grande para recibir el crudo y combustibles. El crudo pesado cubano, así como el fuel oil y el diésel almacenados en esa occidental provincia en 10 enormes tanques, se usan principalmente para generar electricidad en la isla.

Un rayo cayó el viernes en la noche sobre un tanque de almacenamiento de combustible. Y el fuego se extendió a un segundo depósito el domingo, envolviendo el lunes el área de cuatro tanques, mientras se escuchaban fuertes explosiones a pesar de los esfuerzos de los bomberos locales apoyados por equipos y suministros mexicanos y venezolanos. Algunos residentes evacuaron a las casas de amigos y familiares y comenzaron a regresar el miércoles a pesar de las advertencias del gobierno de Cuba.

Dioni Pérez, un residente de 43 años que vive en el pequeño pueblo de “La Ganadera”, a menos de dos kilómetros del puerto de tanqueros, puntualizó que, a diferencia de muchos vecinos, prefería no irse, en primer lugar por temor a que le robaran el ganado. “Sentí mucho miedo porque eran una serie de explosiones muy fuertes y esa candela elevándose hacia el cielo nunca la había visto en mi vida. El vapor era muy fuerte”, dijo.

Cuba
Fuente: Reuters.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados