Nace primer sapo puertorriqueño por fertilización in vitro

Recibió el nombre de Olaf y tras él nacieron otros 300 sapos conchos que permitirán preservar la especie.

ESTADOS UNIDOS, Fort Worth.- Un sapo concho puertorriqueño, que pertenece a una especie en peligro de extinción, nació por primera vez mediante fertilización in vitro. Un equipo de científicos de Estados Unidos optó por emplear esta técnica para evitar la desaparición de los anfibios, así lo informaron los biólogos este viernes 22 de noviembre.

Tras el nacimiento del primer sapo, al que llamaron Olaf, en referencia al esperma congelado que emplearon, siguieron otros 300, informó Diane Barber, especialista en especies de sangre fría en el zoológico de Fort Worth en Texas. Luego de un primer intento fallido, esta vez “estamos muy emocionados porque lograron metamorfosearse”, dijo.

En 2018, Barber y el equipo de científicos viajó hasta la localidad de Guayanilla, en el suroeste de Puerto Rico para juntar esperma de seis sapos machos de la especie que después fueron liberados. Los científicos procuraron obtener la“excrecencia nupcial” que indica la madurez sexual del animal.

Sin embargo, una de las dificultades del proceso es la extracción de esperma en sapos que miden hasta 11 centímetros (4,5 pulgadas) de longitud , ya que es liberado a través de la orina y suelen hacerlo cuando son levantados, explicó Barber. Posteriormente, el esperma fue conservado en nitrógeno líquido hasta el zoológico de Fort Worth.

Por su parte, el secretario interino del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de la isla, Armando Otero, es un adelanto importante para las especies en peligro crítico y “permitirá a los zoológicos, investigadores y otros conservacionistas expandir su genética de población”.



Compartir en: