¿Cómo están lidiando con el diagnóstico del príncipe Carlos?

Meghan Markle y el príncipe Harry encuentran “increíblemente difícil” estar lejos de su padre tras ser diagnosticado con coronavirus.

Miami, ESTADOS UNIDOS.- Meghan Markle y el príncipe Harry regresaron a Canadá antes del diagnóstico de positivo por coronavirus del príncipe Carlos. Sin embargo, la pareja debe permanecer en casa junto a su hijo Archie Harrison, para no exponerse ante la creciente pandemia mundial.

Meghan y Harry están siguiendo pautas y deben quedarse donde están”, reveló una fuente este jueves 26 de marzo. “Es increíblemente difícil estar tan lejos de la familia durante esta crisis y, por supuesto, están preocupados por el padre de Harry, pero no tienen planes de volar de regreso al Reino Unido en este momento”.

La fuente continuó narrando a la revista Hollywood Life que: “Harry es sensato y sabe que lo correcto es seguir las órdenes de quedarse en casa, y eso es lo que están haciendo. No es fácil. Si esto fuera en circunstancias más normales, querrían estar con su padre, pero simplemente no pueden”.

El miércoles 25 de marzo surgieron noticias sobre las pruebas positivas del príncipe Carlos, de 71 años, para el coronavirus, luego de que se publicara un comunicado de la familia real británica. “Ha estado mostrando síntomas leves, pero por lo demás se mantiene en buen estado de salud”.

Camilla, la duquesa de Cornwall, “también ha sido sometida a la prueba pero no tiene el virus. De acuerdo con el consejo gubernamental y médico, el príncipe y la duquesa ahora están aislados en Escocia. Las pruebas fueron llevadas a cabo por el NHS en Aberdeenshire, donde cumplieron con los criterios requeridos”

Compartir en: