Vigilan la posible formación de una tormenta tropical en el Atlántico

Según los pronósticos, existe un 60% de posibilidades de que esta perturbación se convierta en un fenómeno más peligroso.

ESTADOS UNIDOS, Miami.- El Centro Nacional de Huracanes emitió este miércoles 11 de septiembre un boletín en el que advierte sobre la formación de una baja presión en el Atlántico que podría convertirse en los próximos días en una depresión tropical o tormenta tropical en el Golfo de México.

“La nubosidad generalizada y las lluvias que se extienden desde el sureste de Bahamas hacia el norte sobre el sudoeste del Atlántico durante unos cientos de millas están asociadas con una depresión superficial de baja presión”, dijo el especialista en huracanes, Lixion Ávila.

Según el análisis del especialista, existe una alta posibilidad de que pueda formarse una depresión tropical a medida que la perturbación se mueve lentamente hacia el oeste-noroeste a través del estrecho de Florida o el sur de Florida y sobre el este del Golfo de México, algo que corrobora en NHC.

“Se anticipa un desarrollo limitado de este sistema hoy [miércoles] o mañana. Sin embargo, se pronostica que las condiciones serán un poco más favorables para el desarrollo durante el fin de semana”, según el pronóstico. Como se sabe, el mes de septiembre es uno de los de mayor posibilidad de actividad durante la temporada de huracanes.

El Centro Nacional de Huracanes está vigilando tres perturbaciones climáticas que avanzan en dirección a Estados Unidos aunque dos de ellas, por el momento, tienen pocas probabilidades de convertirse en tormentas tropicales. Esas perturbaciones están en el Atlántico de camino al mar del Caribe y, quizá, hacia territorio estadounidense.

La más cercana tiene un 60% de posibilidades de convertirse en depresión tropical (el paso más cercano antes de tormenta o huracán) y que en los próximos cinco días atravesaría Bahamas (castigadas duramente por Dorian) y Florida, dejando fuertes lluvias de jueves a domingo, pero una vez en el golfo de México podría fortalecerse por las aguas cálidas.

Compartir en: