El mundo no logra reducir su emisión de CO2

El uso del gas natural provocó que durante este 2019, la cantidad de dióxido de carbono emitida crezca.
<a href="https://elintranews.com/clima/2019/12/04/el-mundo-no-logra-reducir-su-emision-de-co2/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-12-04T10:16:37-03:00">diciembre 4, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-12-04T10:16:38-03:00">diciembre 4, 2019</time></a>

ESPAÑA, Madrid-. Pese a los intentos y las exhortaciones para ello, el mundo no ha logrado reducir la emisión de dióxido de carbono (también conocido como CO2 por su fórmula química). Durante este 2019, la cantidad de este gas emanado hacia la atmósfera aumentó un 0,6 %, de acuerdo al balance que cada año publica la organización Global Carbon Project (GCP).

Desde Madrid, donde se desarrolla la cumbre COP25, la experta en clima Corinne Le Queré aseguró que “toda la comunidad internacional tiene que hacer más para poder achicar las emisiones” de dióxido de carbono. Para la mujer, las políticas que han sido tomadas hasta ahora “resultan claramente insuficientes para poder revertir las tendencias de las emisiones mundiales”.

Por ello, Le Queré recordó que “la urgencia de actuar se mantiene intacta”. Para poder conseguir que el aumento de la temperatura global sea de la cifra que se estableció en el Acuerdo de París (menos de 2ºC), el Programa de la ONU para el Medio Ambiente estimó que se precisan reducir un 7,6 % anual las emisiones de CO2 en la próxima década de 2020.

Sin embargo, por ahora el mundo se dirige en una dirección contraria. Las emisiones de dióxido de carbono de origen fósil, es decir los combustibles, la industria y el cemento, resultaron cerca del 65 % superiores en este año sobre las que se daban en 1990. Por caso, en el último año había sido del 2,1 % y en 2017 del 1,5 por ciento.

El uso del carbón resulta un factor clave para contribuir a la presencia mayor de CO2 en la atmósfera. Si bien Estados Unidos logró reducirlo hasta un 10 %, por el contrario, China se mantiene como su primer emisor y no se ven rastros de que vaya a detenerlo, advirtieron los expertos. Recientemente, un estudio de la Organización Meteorológica Mundial indicó que este gas llegó al nivel más alto de la historia, según informó El Intransigente América.