Líder diplomático de la UE cuestionó el “síndrome Greta”

Fuente: El País

Josep Borrell arremetió contra los jóvenes que se movilizan contra el cambio climático.
<a href="https://elintranews.com/clima/2020/02/08/lider-diplomatico-de-la-ue-cuestiono-el-sindrome-greta/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-02-08T00:16:19-03:00">febrero 8, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-02-08T00:31:56-03:00">febrero 8, 2020</time></a>

BÉLGICA, Bruselas.- El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell,  cuestionó a los jóvenes que manifiestan contra el cambio climático exigiendo acciones contudentes de parte de los líderes del mundo. La declaración ha generado polémica en medio del debate sobre el calentamiento global y sus evidentes señales para el planeta.

“Está bien salir a manifestarse hasta que te piden contribuir a pagarlo. Me gustaría saber si los jóvenes que salen a manifestarse en Berlín son conscientes de lo que valen esas medidas”, afirmó el funcionario que se ha referido de manera irónica al “síndrome Greta”, durante la presentación del libro del eurodiputado José Manuel García Margallo.

Así hace alusión a la activista sueca Greta Thunberg cuyo movimiento Viernes por futuro promueve movilizaciones para exigir medidas contra el cambio climático, un tema que ha dejado de ser futurista para evidenciarse con los frecuentes desastres naturales y ha tomado protagonismo en las agendas de activistas y algunos líderes del mundo.

Sus palabras fueron recibidas con desagrado por parte de la Comisión Europea y del gobierno de España, lo que motivó una rectificación por parte del líder de la diplomacia europea quien reiteró su apoyo a los movimientos juveniles que “inspiran a los políticos y a la sociedad”.

Poco antes, la vicepresidenta del gobierno español, Teresa Ribera, aseguró que las nuevas generaciones sí están conscientes del costo de no actuar contra el calentamiento global, empezando su apoyo y agradecimiento además de instar a acciones más rápidas. La Comisión Europea le pidió definir tal “síndrome de Greta”, asegurando distanciarse de tales afirmaciones.