Científicos precisan cuáles son las cinco peores amenazas para la próxima generación

Una organización que lucha contra el cambio climático habló de un "efecto cascada" ante la sumatoria de una serie de riesgos.

ESTADOS UNIDOS, Miami-. Un grupo de 222 científicos de distintos países determinó cuáles serían las cinco peores amenazas que la próxima generación tendrá que afrontar en el planeta. Según señaló la organización “Future Earth“, de confluir todos los riesgos precisados, podría darse un “efecto cascada” que dé lugar a una “crisis sistémica global”.

Las cinco amenazas

En su informe anual, “Future Earth” mencionó las “cinco amenazas”. Ellas son el fracaso en la lucha contra el cambio climático y los fenómenos meteorológicos extremos que se dan con cada vez mayor frecuencia. Las grandes pérdidas de biodiversidad. Las crisis alimentarias y las sequías pronunciadas originadas ante el faltante de agua. “Debe haber una atención urgente respecto a estos temas”, indicó la red de investigadores.

Los científicos utilizaron la figura del “efecto cascada”. Y lo hicieron para señalar que cada una de estas amenazas puede provocar que el otro sea peor debido a la relación que varios de ellos tienen entre sí. Por caso, la falta de agua puede llevar a que la flora y fauna se vean afectadas. O profundizar las crisis humanitarias en las regiones más afectadas. “Debe asegurarse que estos inconvenientes sean tratados como sistemas interactivos y no de forma aislada”, destacaron.

En el mismo sentido, los integrantes de “Future Earth” llamaron a las autoridades a llevar a cabo una “acción colectiva factible” que permita afrontar estos riesgos y otros que pueden derivarse de ellos. Una de las claves para lograrlo, mencionaron, es recurrir a la tecnología. A través de ella, expresaron, se puede reducir la emisión de carbono y controlar los ecosistemas mediante el uso de satélites.

El efecto se siente en la actualidad

A pesar de que la organización internacional basó su informe en los riesgos futuros, el impacto del cambio climático está ya haciéndose presente en la actualidad. Recientemente, El Intransigente América informó que el pasado 9 de febrero se registró una temperatura de 20,75 grados centígrados en la isla Seymur de la Antártida. Nunca antes se había registrado esa marca climatológica en el “continente blanco”.

Compartir en: