Netflix y Uber en la mira de los ciberdelincuentes

Los hackers están en la búsqueda constante de nuevas formas de engañar a los usuarios y así poder obtener información valiosa.

ESTADOS UNIDOS, California.- La plataforma de entretenimiento Netflix y el servicio de transporte, Uber, son los nuevos objetivos de los hackers ya no atraídos por las grandes cantidades de dinero sino precisamente por los cobros pequeños que realizan estas empresas a los usuarios, a través de los métodos de pago online.

La técnica utilizada por los ciberdelincuentes para la estafa se denomina Canding, y les permite acceder a los datos de los clientes, inclusive cuentas bancarias. De hecho, en México ya hace algún tiempo se utiliza esta técnica para obtener los números de las tarjetas de débito que posteriormente son vendidos en las redes sociales, señala la nota del medio digital Infobae.

Empresas de seguridad informática han advertido de otras formas de engaño utilizadas por los hackers, como el envío de correos electrónicos con una falsa interfaz de la plataforma Netflix, donde se solicitan los datos de suscripción de la persona. Esto les permitiría además apropiarse de los datos bancarios de los incautos.

Uber, que recientemente sufrió una falla de seguridad que expuso los datos de sus clientes a los hackers, también ha sido víctima de fraude. Un caso detallado por la cadena Univisión, revela cómo una cliente recibió en su email recibos de servicios no realizados por poco más de 100 dólares. También se han detectado mensajes que imitan el formato de los enviados por la plataforma.

Entre las recomendaciones para evitar ser la próxima víctima, se incluye realizar las transacciones online desde equipos con conexiones seguras y no desde computadoras públicas o redes Wifi abiertas. También se debe verificar la dirección URL a la que se ingresa, para que cuente con el correspondiente protocolo “https”.

Igualmente, no se deben suministrar los datos personales a quienes soliciten esta información a través de llamadas telefónicas, incluso de aquellas que aparenten ser realizadas desde oficinas o sean pregrabadas. Tampoco confíe en los números corporativos o privados que aparecen en el identificador de llamadas, ya que estos pueden ser modificados por los hackers.

Compartir en: