Geriatra es absuelta tras practicar eutanasia a paciente con alzhéimer

HOLANDA, La Haya.- El álgido debate sobre los límites éticos de la práctica de la eutanasia llegaron a un tribunal de La Haya a propósito del juicio contra una médico geriatra que realizó el procedimiento a una paciente anciana que padecía de alzhéimer. Se trata del primer proceso judicial de este tipo en el país desde se aprobara una controversial ley en 2002.

La Fiscalía solicitó la sentencia por asesinato pero el juez ha decidió liberar a la médico por el hecho ocurrido hace tres años. La paciente, una mujer de 74 años, había dejado por escrito el consentimiento para que le aplicaran la eutanasia en caso de perder la memoria aunque poco después mostró su negativa, reseña El País.

«La paciente decía que quería la eutanasia, y que no la deseaba. Ambas cosas a la vez, algo frecuente en casos de demencia. Era alzhéimer y se pierde la capacidad cognitiva y se altera la memoria. Si venía su marido de visita, no quería que se fuese. Pero si iba al baño, a la vuelta, ella ya no recordaba haberlo visto. Hablé con ella en tres ocasiones de su deseo de morir», afirmó la medico en el juzgado, según ese medio.

Los fiscales insistieron en la inexactitud de la normativa, aunque sin embargo, no debe ser excusa. En 2008 precisamente un hombre fue procesado por aplicar eutanasia a su madre de años aunque finalmente fue declarado inocente pues se consideró tuvo que elegir entre cumplir la ley y el «deber moral» de ayudar a su familiar a una muerte digna, según las consideraciones de la justicia.

La Ley de la Eutanasia en Holanda establece varias condiciones para su aplicación: estar lúcido, solicitarla de forma reiterada, sufrir un dolor insoportable y tener una enfermedad incurable. El médico está obligado además a consultar a otros colegas antes de realizar el procedimiento así como cerciorarse que el paciente lo solicite por dolor terminal y como efecto de la depresión, agrega la nota.