El temor al coronavirus hunde a Wall Street en el cierre de enero

El índice Dow Jones sufrió la pérdida más significativa luego del impacto de las medidas de emergencia tomadas ante la epidemia.
<a href="https://elintranews.com/industry-news/negocios/2020/02/01/el-temor-al-coronavirus-hunde-a-wall-street-en-el-cierre-de-enero/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-02-01T10:02:41-03:00">febrero 1, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-02-01T10:02:42-03:00">febrero 1, 2020</time></a>

ESTADOS UNIDOS, Nueva York-. El pánico ante la expansión de la epidemia de coronavirus, y las medidas de emergencia tomadas para detener su avance tuvieron un efecto negativo en Wall Street. El viernes 31 de enero fue un “día negro” para las principales bolsas neoyorkinas, pero el más perjudicado fue el índice Dow Jones, que cayó 2, 09 por ciento.

Para esta medición industrial, esta jornada significó el peor cierre desde el mes de agosto. Ya en la víspera, había presentado una baja de 1,8 %. Por su parte, otros índices claves de la Bolsa de Nueva York mostraron también caídas. El Nasdaq sufrió una pérdida de 1,59 %, acabando el día en 9.150,94 unidades, al tiempo que la medición S&P 500 se desplomó un 1,77 %, dejando el cierre en 3.225,52 puntos.

Debido a los registros negativos de esta semana, el mes de enero terminó con un promedio negativo en Wall Street, pese a haber comenzado muy favorable. El índice Dow Jones cayó un 0,99 %, mientras que el S&P 500 tuvo un valor 0,19 % menor al de diciembre de 2019. La excepción la mostró el Nasdaq, que pese a este cierre desfavorable pudo subir 2 % en el mes.

Las medidas tomadas para evitar la propagación del coronavirus por Estados Unidos, sumadas a la restricción sugerida por las autoridades para quienes quieran viajar a China, generaron un escenario de pánico en el que los accionistas se atemorizaron por las probables pérdidas económicas. La ola negativa, por su parte, llegó también a las monedas de los países en desarrollo, que sufrieron una depreciación.

La última gran epidemia que sufrió China, una de las potencias globales, en 2002, dejó una pérdida de 33.000 millones de dólares en la economía del planeta. No obstante, en este tiempo el peso del país asiático es aún mayor, lo que incrementa el pesimismo. Mientras tanto, las grandes firmas también comienzan a tomar medidas de precaución. Como informó El Intransigente América, Apple cerró temporalmente sus tiendas en la nación china.