El precio del petróleo no repunta a pesar del acuerdo sobre la producción

El barril WTI se mantiene en precios similares a 2002, por debajo de los 20 dólares.

ESTADOS UNIDOS-. A pesar del histórico anuncio del acuerdo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y el resto de las naciones productoras de crudo, el precio del petróleo no logra repuntar. El barril WTI, para ser entregado en mayo, cotiza este 15 de abril menos de 20 dólares. Este precio es el más bajo desde 2002, y anticipa un complejo escenario para esta industria.

El WTI es uno de los precios de referencia en el petróleo, y el principal en Estados Unidos. La cotización futura alcanza los 19,66 dólares el barril, pero llegó a caer a U$S 19,20. Asimismo, el barril “Brent”, que cotiza en la Bolsa de Londres y es el más importante de Europa, cuesta 28,38 dólares. A pesar de valer más que el estadounidense, también experimenta un descenso del 4 % respecto a su anterior precio.

De esta manera, el mercado petrolero llega a un mes negro desde que la pandemia obligó a los principales países del planeta a disponer de confinamientos totales a su población. La caída en el valor fue repentina. A comienzos de marzo, cuando el COVID-19 recién asomaba en Europa, el WTI cotizaba 52 dólares el barril. En enero, en tanto, llegaba a valer U$S 68, más del triple que la cifra actual.

El acuerdo para la producción de petróleo y la estimación del FMI

La cotización del crudo había comenzado a repuntar a comienzos de la semana luego del anuncio del acuerdo para el recorte en la producción. El mismo prevé que los paises de la OPEP y otras potencias petroleras no integrantes del bloque como Rusia o Estados Unidos disminuyan en 10 millones de barriles diarios la creación de crudo. Así, estimaban volver a elevar el precio, afectado por la caída de la demanda producto de la pandemia.

Sin embargo, las negativas proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) acerca de que se produzca la peor crisis desde la Gran Depresión,volvieron a provocar una caída. Se calcula que el consumo de petróleo, por la caída en la demanda, regresará a valores de 2012.

Compartir en: