Una huelga de transporte paraliza a París

FRANCIA, París-. La ciudad de París, en Francia, se paralizó este viernes 13 de septiembre al comenzar una huelga de transportes, encabezada por los sindicatos del sector. La medida representa el paro más fuerte de los últimos 12 años, y se da como protesta contra la reforma a las pensiones que tiene en carpeta el gobierno de Emmanuel Macron.

La huelga afecta a 10 de las 16 líneas de subterráneos que tiene la capital francesa, las cuales estaban completamente cerradas. Las restantes, en tanto, se encontraban colapsadas, al igual que los autobuses y el tráfico en las avenidas parisinas. Las líneas de ferrocarriles también adhirieron a la medida, por lo que era complicado incluso llegar al aeropuerto internacional.

Algunas de las opciones que tuvieron los parisinos para sobrellevar la dificultad fue trasladarse mediante el servicio de bicicletas y monopatines eléctricos que son gratuitos y se encuentran a lo largo de la ciudad. Por su parte, aplicaciones como Jump, Uber o la local Cityscoot, ofrecieron descuentos en los viajes cortos.

Esta huelga es la mayor desde 2007, y responde a la intención del gobierno de Macron de implementar un «sistema de pensiones universal», como había prometido en la campaña. De aprobarse el proyecto, los empleados del subterráneo de París no podrían ya jubilarse antes que el resto de los trabajadores, como sucede hasta ahora por un beneficio especial.

Según el Tribunal de Cuentas del gobierno de Francia, la edad media actual de jubilación de los trabajadores de esta rama es de 55 años, mientras que el promedio general es de 63. El presidente Macron prometió acabar con los regímenes especiales y crear un único sistema jubilatorio, donde «cada euro aportado tenga los mismos derechos».