Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

Mundo

Corre peligro uno de los últimos ríos de Europa en estado natural

Estudios recientes señalan que la hidroenergía no es tan beneficiosa y que los daños que produce son mucho más grandes

Ribera del río Vjosa, Albania.- El Vjosa es uno de los últimos ríos salvajes de Europa. Cuenta con 270 kilómetros de extensión por las laderas boscosas de las montañas Pindus de Grecia y desemboca en la costa adriática albana. Actualmente, el gobierno de Albania planea construir represas en dicho afluente para generar electricidad en uno de los países más pobres de Europa.

Según el proyecto que adelantan las autoridades albanas se construirían ocho diques en el propio Vjosa, acción que se suma al boom mundial de la energía hidráulica, que se observa en zonas como el sudeste asiático, Suramérica, África y partes poco desarrolladas de Europa, reseñó la agencia de noticias AP.

Expertos aseguran que la hidroelectricidad es una fuente confiable y barata de energía renovable que se contrapone a la utilización de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas natural. Mientras que el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático asegura que tiene un “potencial importante” para reducir las emisiones de carbono.

Sin embargo, estudios recientes señalan que la hidroenergía no es tan beneficiosa y que los daños que produce son mucho más grandes; además ponen en duda su valor en la lucha contra el calentamiento global. “Cuando se construye una represa, no hay retorno”, aseguró Julian Olden, ecólogo de la Universidad de Washington que ha estudiado el impacto de las represas en Brasil, Australia y Estados Unidos.

Riesgos

Tal como se conoce, los ríos son parte crucial del ciclo del agua. Transportan energía y nutrientes, suministran agua para beber, para la producción de alimentos y para la industria. Asimismo, son un medio de transporte de personas y bienes; concentran una gran variedad de peces y ofrecen alimentos a aves y mamíferos.

No obstante, las represas interrumpen ese flujo y la vida a su alrededor. Si bien la instalación de escaleras de peces y la ampliación de túneles ayuda a algunas especies a evadir las represas, esos métodos no han funcionado en sitios como la Amazonía, según Julian Olden, ecólogo de la Universidad de Washington que ha estudiado el impacto de las represas en Brasil, Australia y Estados Unidos.

Las represas bloquean el flujo natural del agua y los sedimentos, y pueden causar cambios de temperatura perjudiciales. También pueden cambiar la composición química del agua y alimentar la propagación de algas. “Privas al río del agua. No sorprende que sus habitantes probablemente desaparezcan”, aseveró Olden; por lo que consideran que el Vjosa desaparecería tal como se conoce.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados